La Primera Presidencia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció importantes cambios de política el lunes, brindando instrucciones sobre cómo los obispos y las presidencias de estaca pueden realizar entrevistas con mujeres y niños y sobre cómo aconsejan a las víctimas de abuso y abuso sexual.

Los cambios especifican que los niños, los jóvenes y las mujeres ahora pueden invitar a un adulto a unirse a ellos en lo que tradicionalmente han sido entrevistas personales. Algunos dijeron que no se sentían cómodos al ser entrevistados uno a uno por un líder masculino del sacerdocio.

La Primera Presidencia también aclaró a los miembros de obispados y presidencias de estaca cómo deberían responder a los informes de abuso sexual y cómo ministrar en esas situaciones. Los cambios establecen explícitamente que los líderes locales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días nunca deben ignorar un informe de abuso y nunca deben alentar a los miembros a permanecer en una situación abusiva.

“Para garantizar la seguridad y protección de niños, jóvenes y adultos, pedimos que todos los líderes del sacerdocio y auxiliares se familiaricen con las políticas y directrices existentes de la iglesia para prevenir y responder al abuso”, declaró la carta, firmada por el presidente de la iglesia Russell M. Nelson y sus consejeros, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring.

Las instrucciones anteriores se han hecho acompañar de un documento que será enviado a los líderes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Puedes acceder aquí al original en inglés de este documento.