En conformidad con el anterior anuncio extendido a finales de 2017, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha decidido realizar ajustes tendientes a adaptar el número de misiones a las nuevas necesidades demandadas por la obra misional. El día de hoy, 1° de febrero de 2018, la Iglesia anunció los ajustes que sufrirán 19 de sus misiones, así como la creación de cinco nuevas.

Consulta este artículo para conocer el antecedente del cambio (se abrirá en ventana aparte).

Nuevas misiones de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Las misiones que se abrirán como nuevas en julio de 2018 serán:

  • Brasil Río de Janeiro Sur
  • Costa de Marfil Yamoussoukro
  • Nigeria Ibadan
  • Filipinas Cabanatuan y
  • Zimbabwe Bulawayo

Misiones que se fusionarán con otras misiones

También en julio de 2018, la Iglesia programa reajustar los límites de las siguientes misiones para poder fusionarlas con las misiones contiguas:

  • México Ciudad Obregón
  • Australia Sydney Norte
  • Bulgaria Sofía
  • California Modesto
  • California San Fernando
  • Inglaterra Londres Sur
  • Grecia Atenas
  • Illinois Chicago West
  • México Reynosa
  • Mississippi Jackson
  • Nueva York Nueva York Sur
  • Ohio Cleveland
  • Portugal Porto
  • Romania / Moldavia
  • Rusia Samara
  • España Málaga
  • Ucrania L’viv
  • Utah Logan
  • Camino Federal de Washington

¿Qué tan frecuentemente cambia la Iglesia los límites de sus misiones?

En realidad, la Iglesia cambia los límites de sus misiones con cierta frecuencia. Por ejemplo, desde que el presidente Thomas S. Monson anunció la reducción de edades para la admisión de jóvenes misioneros, en 2012, se han creado 76 nuevas misiones para acomodar el incremento de misioneros que se presentó en esos años (de 58,000 a 88,000). Actualmente, esa tendencia ha decrecido y se ha estabilizado en 68,000 misioneros. Por lo tanto, no se necesita ya el mismo número de misiones, y es mejor reubicarlos de manera estratégica para cubrir las necesidades que se presentan en el mundo.

“Queremos”, dijo el élder Brent H. Nielson, Setenta Autoridad General y Director Ejecutivo del Departamento Misional, “que los misioneros estén en el mejor lugar y en la mejor posición para ayudar a las personas, ya sea compartiendo el evangelio de Jesucristo o el servicio comunitario. El patrón establecido por el Salvador es hacer una diferencia en las vidas individuales, una por una, en todo el mundo, lo que requiere una planificación y organización continuas”.