Análisis Textuales
Lucas 23

¿Adónde fue Jesús después de la muerte?

-> 2987
4
75
jesus-crucificado-junto-a-dos-ladrones[1]
Jesús fue crucificado junto a dos ladrones.

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Jesucristo se encontraba sobre la cruz, clavado entre otros dos ladrones que también estaban siendo ejecutados. Uno de ellos se burló de Jesús, pero el otro le defendió valientemente. Después de esa defensa sobrevino este corto diálogo.

También lee
Marcos era sobrino de Bernabé

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

(Nuevo Testamento | Lucas 23:42–43)

Análisis textual: ¿Adónde fue Jesús después de la muerte?

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Y dijo a Jesús.
Uno difícilmente puede imaginarse la cantidad de sufrimiento que involucra una crucificción. Cada palabra debió ser dicha con indecible esfuerzo, por lo que la elección de palabras debió ser muy cuidadosa. Entre todas las cosas que podía decir a Jesús, el ladrón decidió decirle las siguientes.
Acuérdate de mí.
Es decir, tómame en cuenta, ténme presente.
Cuando vengas en tu reino.
Este es un sorprendente reconocimiento. Implica que el hombre crucificado sabía de las enseñanzas de Jesús sobre el reino de Dios, que las creía, que le reconocía humildemente como el Rey de reyes, que entendía que el reino al que había de aspirar no era el reino vanamente esperado por los judíos, sino uno que había de establecerse en el futuro, y que Jesús habría de volver para reinar personalmente sobre la tierra. ¡Qué excelente muestra de abundante comprensión expuesta en tan sólo unas palabras! Por otra parte, tanta comprensión no pudo lograrse en tan sólo unos instantes. El arrepentimiento del ladrón no era un acto de repentina contricción al momento (y quizás ante el temor de) la muerte, sino la culminación de un proceso iniciado mucho antes, con mucha más y verídica oportunidad.
Entonces Jesús le dijo.
Jesús le devolvió el gesto dirigiéndole a su vez la palabra. Nuevamente, cada palabra tenía que ser cuidadosamente escogida, dada la dificultad de decirlas.
Hoy estarás conmigo en el paraíso.
De esta respuesta hay que destacar tres aspectos.

  • Primero, la ubicación de tiempo: “hoy”. Jesús tenía la absoluta certeza de que iba a morir en el mismo día en que fue crucificado, cosa que no era el caso común.
  • Segundo, la afirmación de que estaría con él nos dice mucho acerca del carácter del hombre que había sido crucificado con él y que le había defendido con tanto vigor, y de la evaluación personal de Jesús sobre el mismo. No es, sin embargo, una condonación, sino un indicativo de que ambos irían a un mismo lugar.
  • Tercero, el lugar al que Jesús se dirigía al momento de morir no es llamado “cielo” sino “paraíso”.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.

El cielo no es el paraíso. Existe una sensible diferencia entre ambos términos. El cielo es el lugar donde Dios mora, mientras que el paraíso es un lugar de permanencia temporal, adonde se dirige el espíritu al morir, pero de donde se regresa para la recuperación del cuerpo físico durante la resurrección. Jesús murió y su cuerpo estuvo sepultado durante tres días, durante los cuales su espíritu se fue al paraíso. Como hemos visto en el anterior biblicomentario, Jesús regresó de este lugar diciendo que aún no había subido a la presencia del Padre, con lo que nos podemos dar cuenta de que el paraíso y el cielo son lugares de naturaleza completamente distinta.

El comentario de Jesús, por lo tanto, no puede ser tomado como una condonación absoluta de los actos del ladrón arrepentido. Igual que todos moriría, iría al mundo espiritual, llamado aquí paraíso, y tendría que esperar la resurrección para el juicio universal que enfrentaremos él y todos nosotros.

4 Comentarios

  1. I tambien dice en 1 Pedro 3:10 Porque tambien Cristo padecio una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, poro vivificado en el espiritu: 1 Pedro 3:19-20 en el cual tambien fue y predico a los espiritus enrcelados, los que en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los dias de Noe, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, a saber, ocho, fueron salvadas por agua.
    Se que esto es verdadero porque el Señor me lo a revelado.

Dejar respuesta