Análisis Textuales
Lucas 4 Zacarías

El bautismo por los muertos y el foso sin agua

-> 3096
12
56
Bautismo-por-los-muertos[1]

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Al final del capítulo nueve de su libro, el profeta Zacarías se explaya en una detallada profecía sobre las características del ministerio de Jesucristo. Entre estas características, Zacarías revela que el Mesías entrará a Jerusalén (desde donde Zacarías profetiza) como un Rey, montado sobre un asno (ver versículo 9). Es entonces, inmediatamente después, que agrega una singular profecía sobre el aspecto de la misión de Jesucristo con respecto a la liberación de los presos de la cárcel.

También lee
¿Prometió Jesús la salvación al ladrón sobre la cruz?

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

11 Y en cuanto a ti, por la sangre de tu convenio yo he sacado a tus presos del foso en el que no hay agua.
(Antiguo Testamento | Zacarías 9:11)

Análisis textual: El bautismo por los muertos y el foso sin agua

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Seol foso bautismo por los muertos
Seol se traduce como “foso”
En cuanto a ti.
En cuanto a Jesucristo.
Por la sangre de tu convenio.
Jesucristo, al establecer la ordenanza de la Santa Cena indicó que se realizaba para recordar la “sangre del nuevo convenio que por muchos es derramada para remisión de pecados (Mateo 26:28). Pablo de Tarso explica que Jesucristo es el “Mediador del nuevo convenio”, establecido a través de su sangre.
Yo.
Dios el Padre, a través de Jesucristo.
He sacado a tus presos.
Utilizando una profecía de Isaías, mientras se encontraba en Nazaret, Jesús declaró que parte de su misión consistía en “pregonar libertad a los cautivos” y “poner en libertad a los quebrantados” (Lucas 4:17-21).
Del foso.
La palabra hebrea Seol, al igual que la griega Hades, pueden traducirse directamente como “foso”. Este es el término con que se designa a la tumba. Una persona que muere está “en el foso” (en la tumba).
En el que no hay agua.
Un símbolo de una imposibilidad patente para quienes se encuentran prisioneros y “en el foso”. Quienes mueren no pueden obrar por sí mismos para realizar su bautismo.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.

Jesucristo declaró que parte de su misión era pregonar la libertad a los cautivos en cárcel. Mientras que la mayoría del mundo cristiano considera que él nos libera a todos de la cautividad del pecado, Pedro también enuncia que cuando él murió visitó el mundo espiritual y, desde entonces, se ha predicado el evangelio a los muertos. Jesús organizó esta predicación del evangelio para que quienes se consideraban prisioneros y “en el foso” pudieran ser liberados. Sin embargo, a diferencia de esta etapa en que tenemos nuestros cuerpos, los espíritus de los muertos no pueden obrar por sí mismos en el caso en que necesiten del bautismo. Es por ello que los santos de los últimos días realizan esta ordenanza vicariamente, es decir, a favor de ellos, en los templos.

Citas citables

Déjame compartirte alguna de las citas que tuve que estudiar mientras preparaba este artículo. Toma nota de que todas las traducciones son mías y son traducciones libres.

La necesidad del bautismo por los muertos


“En donde no hay agua” – de qué manera tan sucinta y apropiada se expresa el concepto de que el agua de salvación, que es el bautismo, es una ordenanza terrenal y no puede ser realizada por seres espirituales mientras moran en el mundo de los espíritus. ¿No dijo Pablo, en esta misma conexión, “¿Qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos no resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los muertos?”? (1 Corintios 15:29)” (Bruce R. McConkie, Promised Messiah: The First Coming of Christ ( 1978))


12 Comentarios

Dejar respuesta