Análisis Textuales
Génesis 9

El convenio de Dios con Noé

-> 708
6
49

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

Y bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad, y multiplicaos y henchid la tierra;
2 y el temor y el miedo de vosotros estarán en todo animal de la tierra, y en toda ave de los cielos, en todo lo que se mueve en la tierra y en todos los peces del mar; en vuestras manos son entregados.
3 Todo lo que se mueve y vive os será para alimento, así como las legumbres y hierbas; os lo he dado todo.
4 Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis.
5 Porque ciertamente demandaré la sangre de vuestras vidas; de manos de todo animal la demandaré y de manos del hombre; de manos del prójimo de todo hombre demandaré la vida.
6 El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios es hecho el hombre.
7 Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra y multiplicaos en ella.
(Antiguo Testamento | Génesis 9:1–7)

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.

Acabados de desembarcar del arca, Dios se dirige a Noé para darle indicaciones sobre las nuevas “reglas del juego” para el mejor progreso de la humanidad naciente. Cuatro cláusulas especiales pueden distinguirse en este convenio.

  1. Una cláusula sobre la perpetuación de la vida, que es, en realidad, una renovación del mandamiento que anteriormente había sido dado a Adán sobre este respecto, incluso en las mismas palabras (ver Génesis 1:28).
  2. Una cláusula sobre la supremacía del hombre sobre el resto de las criaturas de la Creación. La palabra hebrea que se tradujo aquí como terror (moráh) significa también reverencia.
  3. Una cláusula sobre los medios de alimentación y supervivencia, que incluye ya el uso de alimentos de origen animal, un aspecto que por primera vez se menciona en el Génesis. Esta permisión va acompañada, sin embargo, de una restricción: no comer carne “con su sangre”. Se daba por entendido que en la sangre estaba la vida y esta norma impedía al hombre cometer la crueldad de comer animales vivos, un acto barbárico que parece haberse cometido antes del diluvio y que se cometió después en otras culturas (ej., Abisinia).
  4. Una cláusula sobre la protección de la vida humana, acompañada ya de una regulación legal, que instituye el nuevo poder de un magistrado civil con autoridad para reprimir la comisión de la violencia y del crimen. A partir de aquí se establece la autoridad civil como una comisión divinamente instituida (ver Romanos 13:1, 4) , razón por la cual la palabra plural con la que se designa a los jueces en hebreo es Elohim (el mismo nombre con el que se designa a Dios en el Antiguo Testamento).

6 Comentarios

  1. Me encanta esta página, ahora mi estudio de las escrituras es mas interesante y he podido encontrar respuestas a mis inquietudes. Gracias hermano Marichal♥

  2. Juan Pablo, hace rato tengo una duda: ¿esto significa que ningún creyente debería ser vegetariano o vegano?, varias veces he leído esto de que Nuestro Padre nos dice que nos da a los animales por alimento e incluso recuerdo por ahí algo que decía que si alguien iba contra esta instrucción (la de comer carne) iba contra sus designios …. Temazo esto de que comer y que no comer, menos mal que tenemos "La palabra de sabiduría" para aclarar algo mas esto

Dejar respuesta