Análisis Textuales
Moisés 1

El significado de la obra y la gloria de Dios

-> 5750
0
102

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

El significado de la obra y la gloria de Dios

 

Moisés fue arrebatado hasta “una montaña sumamente alta” y allí tuvo el privilegio de sostener una conversación con Dios. En esta entrevista, Dios se complació en revelar a Moisés el propósito que lleva en su pecho y que le motiva a realizar todas y cada una de sus acciones.

 

También lee
¿Podría un hombre haber nacido ciego por sus propios pecados, según la Biblia?

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.
Porque, he aquí, ésta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre. (Perla de Gran Precio | Moisés 1:39)

Análisis textual: El significado de la obra y la gloria de Dios

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Ésta es mi obra.
Esta es mi misión, aquello que me he sentido dispuesto a realizar, mi objetivo.
Y mi gloria.
Y esto es también aquello en lo que me deleito y lo único en lo que Yo crezco.
Llevar a cabo.
Y no es una propuesta solamente. Yo hago que se cumpla. Me deleito en resultados y haré lo que sea necesario para lograrlos.
La inmortalidad.
La victoria sobre la muerte, el estado físico en que ya no exista la posibilidad de morir.
Y la vida eterna.
La clase de vida que Yo vivo.
Del hombre.
Mi objetivo es llevar estas dos bendiciones supremas a todos mis hijos y a todas mis hijas.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.
Es reconfortante saber que Dios actúa con un propósito que motiva todas sus acciones. Esto, de entrada, nos hace despertar al hecho de que no es un ser caprichoso o arbitrario. Tiene la firmeza de un sentido de propósito y es congruente con el mismo. Se ha planteado un objetivo y, de acuerdo con sus propias palabras, no descansará hasta alcanzarlo. Podemos estar seguros de que Él, el dueño de todo el universo, no escatimará esfuerzos ni recursos para su realización.A este propósito que motiva todas sus acciones es lo que llamamos "la obra y la gloria de Dios".

La forma en que Dios crece en gloria

Notemos que la palabra "obra" designa su proyecto. La palabra gloria tiene un significado aún mucho más amplio. En una de sus acepciones significa honra. Podríamos interpretar "la obra y la gloria de Dios" como "la misión y la honra de Dios". Este concepto ya es por sí mismo imponente.No obstante, se nos indica en otras escrituras otra acepción de la palabra gloria que quizá debamos considerar con reverencia. Un pasaje indica que "la gloria de Dios es la inteligencia" (DyC 93:36).[pasaje] 29 También el hombre fue en el principio con Dios. La inteligencia, o sea, la luz de verdad, no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser. (Doctrina y Convenios 93:29)[/pasaje]En esta acepción, la palabra inteligencia se refiere a algo mucho más elevado que la pura capacidad intelectual o cognoscitiva. De hecho, ésta es la materia prima a partir de la cual ha sido organizado nuestro espíritu.[pasaje] Y el Señor me había mostrado a mí, Abraham, las inteligencias que fueron organizadas antes que existiera el mundo; y entre todas éstas había muchas de las nobles y grandes; (Perla de Gran Precio | Abraham 3:22)[/pasaje]Al ejercer esta nobleza y esta grandeza, al hacer lo bueno, al buscar con nuestra fe y nuestros actos ser más semejantes a Dios, crecemos en luz y gloria. Cuando nosotros crecemos en gloria, Dios también crece en ella. Este es el único aspecto en que Dios puede crecer, así como nosotros crecemos a través de nuestros hijos.

La diferencia entre la inmortalidad y la vida eterna

Las palabras "inmortalidad" y "vida eterna" pueden parecer sinónimos a simple vista, pero en realidad significan cosas muy distintas.La inmortalidad es simplemente el no estar sujeto a la muerte. Un ser inmortal es aquel que no muere.La vida eterna, en cambio, es la clase de vida que Dios vive. Él tiene todo poder, toda felicidad, toda gloria. Conforme experimentamos en nuestras propias vidas lo que Él experimenta, avanzamos para lograr la vida eterna (ver Juan 17:3).Ambos dones Él desea ponerlos a disposición de nosotros. Él busca que seamos tan semejantes a Él como sea posible, y al darnos estos atributos está poniendo a nuestra disposición Sus propios atributos.

Jesucristo es el medio para lograr la inmortalidad y la vida eterna

Dios no escatima ningún recurso para lograr este objetivo. Él ha dado al más valeroso y esforzado de sus hijos para incrementar las posibilidades de los otros.[pasaje] 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna. (Nuevo Testamento | Juan 3:16)[/pasaje]Jesucristo es el camino, la verdad y la vida, el medio para poder regresar a la presencia de nuestro Padre Celestial revestidos de inmortalidad y vida eterna.El significado de la obra y la gloria de Dios

La manera en que Jesús nos ayuda a lograr la inmortalidad

Jesucristo logró la inmortalidad para nosotros venciendo por sí mismo la muerte.[pasaje] 17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.18 Nadie me la quita, sino que yo la pongo de mí mismo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.(Nuevo Testamento | Juan 10:17–18)[/pasaje]Al haber vencido la muerte, Jesucristo se convirtió en "las primicias de la resurrección", significando esto que ahora, como un don absolutamente gratuito, Jesucristo ha compartido este don con todos.[pasaje] 21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.22 Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados.(Nuevo Testamento | 1 Corintios 15:21–22)[/pasaje]Esta es una forma de salvación: la salvación de la muerte física.

La manera en que Jesús nos ayuda a lograr la vida eterna

Jesús también sufrió en nuestro lugar el precio de nuestras imperfecciones. En lugar de que nosotros tuviésemos que padecer las más terribles consecuencias él se ofreció a hacerlo por nosotros. Él también lo hizo con un excelso propósito:[pasaje] 18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios(Nuevo Testamento | 1 Pedro 3:18)[/pasaje]Jesús no puede, sin embargo, ofrecernos este don de manera tan gratuita como el anterior. Espera de nosotros la voluntad de seguirle y de perfeccionarnos. Él complementará lo que hagamos con nuestro mejor esfuerzo (lo cual es conocido como "la gracia"), pero no se comprometerá con lo que nosotros mismos no estemos dispuestos a hacer. Es, por lo tanto, un don condicional, para ganar el cuál debemos seguir las instrucciones de Dios, las cuales constituyen el evangelio de Cristo.[pasaje] 23 Porque nosotros trabajamos diligentemente para escribir, a fin de persuadir a nuestros hijos, así como a nuestros hermanos, a creer en Cristo y a reconciliarse con Dios; pues sabemos que es por la gracia por la que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos; (Libro de Mormón | 2 Nefi 25:23) [/pasaje]Esta es también una forma de salvación: la salvación de la muerte espiritual.

Citas citables

Déjame compartirte alguna de las citas que tuve que estudiar mientras preparaba este artículo. Toma nota de que todas las traducciones son mías y son traducciones libres.
La inmortalidad y la vida eterna son dos cosas separadas, una distinta de otra. Todo hombre recibirá la inmortalidad, ya sea bueno, malo o indiferente, porque la resurrección de la muerte vendrá a todos.

La vida eterna es algo que se añade. Ninguno recibirá la vida eterna salvo aquellos que guarden los mandamientos del Señor, consiguiendo así el derecho de entrar en su presencia… Esa es la vida eterna, el morar en la presencia del Padre y recibir de Él la exaltación.
Joseph Fielding Smith
Joseph Fielding Smith

Dejar respuesta