Análisis Textuales
Juan 14

La forma en que el Padre Celestial es mayor que Jesucristo

-> 5207
0
27
Los conceptos que la Biblia enseña acerca de Dios desafían el concepto tradicional de la Trinidad.
Los conceptos que la Biblia enseña acerca de Dios desafían el concepto tradicional de la Trinidad.

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

El evangelio de Juan es el único que registra con detalle las instrucciones que Jesús dio a sus discípulos tras el establecimiento de la Santa Cena y antes del padecimiento en el Getsemaní. Durante su último discurso en vida, Jesús les anunció a sus discípulos que se separaría de ellos. Esto les puso tristes. Jesús les comprendió, pero les explicó con amabilidad que no se trataba de malas noticias en realidad, sino que las noticias eran, de hecho, muy pero muy buenas, ya que se trataba del más hermoso encuentro familiar, sobre el cual él tenía una gran expectativa.

También lee
El convenio de Dios con Noé

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vuelvo a vosotros. Si me amarais, ciertamente os regocijaríais, porque he dicho que voy al Padre, porque el Padre mayor es que yo. (Nuevo Testamento | Juan 14:28)

Análisis textual: La forma en que el Padre Celestial es mayor que Jesucristo

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Yo os he dicho.
En más de una ocasión, os he hecho saber lo que pasará en el curso de unas pocas semanas. Moriré, resucitaré y ascenderé al cielo.
Voy, y vuelvo a vosotros.
Al ascender al cielo me iré de ustedes, pero volveré, que es lo que ustedes conocerán como la Segunda Venida.
Si me amarais, os regocijaríais.
Y si en lugar de estar pensando en sus deseos egoístas de conservarme junto a ustedes contemplaran las cosas desde el punto de vista del plan de Dios estaríais alegres por mí.
Porque he dicho que voy al Padre.
Porque me rencontraré con mi Padre. Si él estuviese aquí sería innecesario ir a Él, pero porque no es así, me es necesario rencontrarme con él y esto es un motivo de gozo.
[Y] el Padre mayor es que yo.
Además, el Padre Celestial es diferente a mí. No somos iguales en autoridad y en poder. Él es mayor que yo, y yo me sujeto a él.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.

Lo más difícil de las despedidas es lidiar con nuestro deseo de retener a nuestro lado al ser amado. Ese deseo no surge a partir de nuestro deseo por el bienestar del ser amado, en realidad surge a partir de nuestro deseo por nuestro propio bienestar. Jesucristo anunciaba su muerte, su resurrección y su ascensión al Padre y los discípulos no podían comprender esta separación. Jesús les hace entender entonces que en realidad no era una mala, sino una buena noticia.

Una de las razones más poderosas por las que Jesucristo enuncia que el separarse de sus discípulos era su rencuentro con el Padre. Este rencuentro no hubiera sido deseado ni esperado por Jesucristo si el Padre Celestial y él fuesen la misma persona. De hecho, nisiquiera habría sido necesario. Pero Jesús muestra claramente que el el Padre Celestial y él son seres separados y distintos al remarcar una diferencia esencial: el Padre Celestial es mayor que Jesucristo en poder y autoridad. De hecho, esta es la razón por la que Jesucristo es llamado el Verbo. Donde el Padre manda, el Hijo ejecuta.

Citas citables

Déjame compartirte alguna de las citas que tuve que estudiar mientras preparaba este artículo. Toma nota de que todas las traducciones son mías y son traducciones libres.
Bruce R McConkie
Bruce R McConkie

“”Porque mi Padre es mayor que yo” (Juan 14:28), dijo Jesús. Nos preguntamos, ¿pues acaso no son uno? ¿No poseen ambos todo poder, toda sabiduría, todo conocimiento, toda verdad? ¿No han obtenido ambos todos los atributos divinos en su plenitud y perfección? Ciertamente sí, porque las revelaciones así lo anuncian y los profetas así lo enseñan. Y aún así el Padre de nuestro Señor es mayor que él, mayor en reinos y dominios, mayor en principados y exaltaciones. Uno reina y reinará sobre el otro eternamente. Aunque Jesús mismo es Dios, él es también el Hijo de Dios, y como tal el Padre es su Dios así como el nuestro. “Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”, dijo (Juan 20:17)”. (Bruce R. McConkie, Sermons and Writings of Bruce R. McConkie ( 1989)).


Dejar respuesta