Análisis Textuales
Hechos 12

La madre del autor del evangelio de Marcos

-> 49
0
194
La madre de Marcos, el evangelista

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Pedro, después de ser liberado del encarcelamiento por un ángel, se dirigió a la casa de la madre del discípulo conocido como Juan “Marcos”. Este es Marcos, el evangelista, el autor del evangelio de Marcos, quien fue también compañero de Pablo de Tarso y Bernabé en su primer viaje misional. Por medio de este pasaje nos enteramos que su madre se llamaba María y vivía en Jerusalén, que es donde Herodes había hecho prisionero a Pedro.

También lee
Salomé, la madre del apóstol Juan

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

12  Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María, la madre de Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.
(Nuevo Testamento | Hechos 12:12)

Análisis textual: La madre del autor del evangelio de Marcos

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Habiendo considerado esto.
Estas palabras se derivan del versículo anterior, en que Pedro toma conciencia de que no había visto solamente una visión, sino que un ángel realmente le había liberado de la prisión.
A casa de María.
Una mujer con influencia y casa propia. Esto nos da una idea de el papel de las mujeres en la época del Nuevo Testamento, bajo la tutela romana.
La madre de Juan.
Entre los discípulos de Jerusalén, el que sería después evangelista era entonces conocido por el nombre de Juan.
Por sobrenombre Marcos.
Una de las cosas a las que el lector debe estar siempre atento al leer el Nuevo Testamento es la costumbre hebrea de poner varios nombres a una sola persona, ya que cada nombre era útil a un propósito diferente. El discípulo era conocido entre los judíos como Juan y entre los gentiles como Marcos. Cuando este discípulo escribió su evangelio lo dirigió a los gentiles. De allí que aún lo conozcamos como Marcos, el evangelista.
Muchos estaban reunidos orando.
No que hayan estado haciendo una oración en ese momento, sino que se reunían “para orar”, es decir, para tener sus servicios religiosos, en esa casa. Esta casa estaba sirviendo en aquellos días como lo que hoy sería una capilla o “casa de oración”. Era, por tanto, una casa grande. Aunque no se nos especifica si era domingo, había varios discípulos reunidos en el día en que Pedro fue liberado por el ángel, siendo de noche en ese momento.

Dejar respuesta