Análisis Textuales
Isaías 0 Isaías 1

Isaías y el marco espacial-temporal de las Escrituras

-> 2714
2
46

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

El día de hoy me propongo mostrarte un ejemplo de cómo determinar el marco espacial-temporal de un pasaje de las escrituras. En realidad, ya habíamos hecho este ejercicio en el biblicomentario “Todo lo que querías saber sobre el libro de Oseas“. Esta ocasión le toca el turno al profeta Isaías y, como veremos, Isaías es amable y muy considerado con nosotros y nos hace muy fácil llegar a nuestro objetivo.

La introducción al libro de Isaías

El primer versículo del libro de Isaías es muy interesante, por la cantidad de información que contiene. Como la mayoría de los profetas, Isaías escribe su libro en retrospectiva, y comienza entonces su libro con un encabezado que indica primero quién es él y de qué va a tratarse su libro. Luego indica también cuál es el pueblo sobre el cual escribe y cuál es el periodo que abarcan sus profecías. Tenemos, pues, en un solo versículo la identificación completa del

  • Autor del libro, del
  • Objetivo editorial del libro, del
  • Marco espacial y del
  • Marco temporal
También lee
La relación entre la Iglesia de Jesucristo y las puertas del Hades

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

Visión de Isaías hijo de Amoz, la cual vio acerca de Judá y de Jerusalén en los días de Uzías, de Jotam, de Acaz y de Ezequías, reyes de Judá. (Antiguo Testamento | Isaías 1:1)

Análisis textual: Isaías y el marco espacial-temporal de las Escrituras

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.

Objetivo editorial del libro

El objetivo editorial del libro de Isaías es registrar una

Visión.
Isaías cataloga a todo su libro como si fuera una sola visión (en hebreo, חזון
chăzôn). En realidad es un conjunto de visiones, pero las recoge en un solo tratado, como una sola revelación a la que cada visión unitaria contribuye por separado. Este estilo es propio de otros profetas de la época que califican también sus tratados como si fueran en conjunto una sola visión (ver Nahum 1:1; Abdías 1:1). Así es tomado el libro de Isaías, como una sola unidad, cuando se le menciona en otros pasajes, como en 2 Crónicas 32:32.
La cual vio.
A Isaías no sólo le fueron relatados los eventos que predice. Él los vio, lo que por encima de narrador le convierte en testigo. La forma de revelación a través de visiones constituye una característica común de la misión profética (Números 12:6). Al que veía las visiones se le llamaba vidente. Samuel nos explica en su primer libro que esta fue la primera forma de designar a los profetas, pues “el que hoy se llama profeta, antiguamente era llamado vidente” (1 Samuel 9:9).

Autor del libro

De Isaías.
Isaías ahora se presenta por nombre, con lo cual se reclama como el autor del libro que, por cierto, lleva su nombre. Ha habido discusiones sobre la autoría de ciertos pasajes del libro; un dilema que ya veremos por separado cuando tratemos sobre el llamado “problema de Isaías”. En resumen, para ir adelantando, la revelación moderna demuestra que el libro de Isaías, enterito, es en realidad una sola unidad y corresponde a un solo autor, Isaías.
Hijo de Amoz.
Por favor, no confundas a este Amoz con el profeta Amós. Hay un acento y una zeta de por medio J.

Los judíos actuales tienen una tradición que dice que Amoz era hermano de Amazías, rey de Judá, y por tanto que Isaías provenía del linaje real. Algunos, considerando la otra tradición judía de que cuando se menciona al padre de un profeta es porque es también profeta, incluso identifican a Amoz con el “varón de Dios” que amonestó en una ocasión a este rey (2 Crónicas 25:7). El intelectual judío Aben Ezra observa, sin embargo, que estas “reglas” no son mandatorias, por lo que dichas conclusiones aún no han sido confirmadas y son, en realidad, supuestos.

Vamos con lo que sí podemos confirmar, porque nos lo dejó por escrito el buen Isaías.

Ubicación espacial del ministerio de Isaías

El marco espacial nos dice dónde sirvió Isaías. Con su característica amabilidad, Isaías nos aclara que el objetivo de su profecía es

Acerca de Judá y de Jerusalén.
Aunque en el libro de Isaías se encuentran ciertas profecías o “cargas” destinadas a predecir los acontecimientos que sucederán a otras naciones, su misión principal es hablar sobre el destino del reino de Judá, o reino del sur, y de su capital, la ciudad santa de Jerusalén. Esto ubica a Isaías plenamente en este reino, el reino del sur.

Ubicación temporal del ministerio de Isaías

Isaías, bondadoso que es él con nosotros, también nos aclara que su ministerio abarcó el periodo delimitado por los reinados de cuatro reyes.

En los días de.
Es decir, en el periodo comprendido por los reinados de.

  • Uzías.
  • Jotam.
  • Acaz.
  • Ezequías.

Desde el año en que murió el rey Uzías (Isaías 6:1) hasta la enfermedad y recuperación de Ezequías pasaron 47 años, lo que nos da al menos una idea de la duración del ministerio de Isaías.

Cabe decir que además de estos reyes, Isaías sirvió por lo menos en parte del reinado de Manasés. Según se supone en una tradición judía fue Manasés quien le mandó matar serruchándole dentro de un tronco. Esta tradición daría sentido a la mención de profetas “aserrados” que menciona Pablo de Tarso en Hebreos 11:37. Isaías debe al menos haber ministrado por al menos 50 años.

Reyes de Judá.
Esta declaración refuerza el sentido espacial ya descrito anteriormente. La misión de Isaías se limita al reino de Judá. Los reyes del reino del norte, o reino de Efraín, no son siquiera descritos en este versículo.

2 Comentarios

Dejar respuesta