Análisis Textuales
Lucas 16

Jesucristo describió lo que nos espera después de la muerte

-> 2995
6
98

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Para enseñar a sus escuchas sobre las fatales consecuencias de la avaricia, Jesús escogió una ilustración que contrasta lo sucedido a un mendigo justo y a un rico avaro después de la muerte. Gracias a este relato extraordinario tenemos muy valiosa información sobre la naturaleza y conformación del mundo de los espíritus.

Comentarios adicionales

La parábola del rico y Lázaro es un relato bíblico a través del cual Jesucristo nos proporcionó una cantidad impresionante de información sobre el mundo de los espíritus, las divisiones que lo conforman y la naturaleza y objetivo de cada división. Es significativo que sus oyentes aceptaron el relato de buen grado, no tenemos ningún indicativo de que el relato les haya confundido, lo cual nos da la seguridad de que Jesús escogió en realidad figuras con las que estaban bien familiarizados sus oyentes. Por otra parte, el relato concilia muchos conceptos presentes de manera dispersa en el Antiguo Testamento.

Según este relato los justos pueden esperar ser recibidos en el seno de Abraham o, como Jesús le llamó después, el paraíso. Ya hemos aprendido que el paraíso no es el cielo, sino un lugar temporal donde los justos son recompensados en tanto esperan la resurrección. Jesús mismo estuvo allí pero, tras su resurrección, reconoció que aún no había subido a la presencia de Dios, sino que lo haría más tarde. De igual manera, los inicuos llegan a un lugar llamado Hades, también conocido en las Escrituras como el infierno o la cárcel espiritual. En el momento en que Jesús relató esta parábola no había forma de transitar entre ambas divisiones ni prestar auxilio a quienes se encontrasen en la cárcel espiritual. Esta situación, sin embargo, sería llevada a su fin gracias a la intervención de Jesucristo, como veremos en otros biblicomentarios.

También lee
¿Cuándo confesar con el obispo?

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.
22 Y aconteció que murió el mendigo y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama. 25 Y le dijo Abraham: Hijo, acuérdate de que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, por su parte, males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú eres atormentado. 26 Y además de todo esto, hay un gran abismo entre nosotros y vosotros, de manera que los que quieran pasar de aquí a vosotros no pueden, ni de allá pasar acá. (Nuevo Testamento | Lucas 16:22–26)

Análisis textual: Jesucristo describió lo que nos espera después de la muerte

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Murió el mendigo.
El mendigo Lázaro, en esta historia, es un hombre justo, pobre en cuanto a bienes materiales, pero de riqueza espiritual.
Fue llevado por los ángeles.
Fue conducido por seres espirituales autorizados por Dios.
Al seno de Abraham.
Jesús indicó que al morir él iría al paraíso. El lugar adonde van los justos al morir es el paraíso. En esta historia, sin embargo, es llamado el seno de Abraham. Ambos términos son equivalentes y se refieren al mismo lugar. El mendigo Lázaro llegó al lugar que nosotros identificamos como el paraíso o "seno de Abraham".
Murió también el rico.
En esta historia el rico es un hombre avaro, preocupado por la acumulación de bienes materiales, pero desdeñoso hacia el bien de los demás.
Y fue sepultado.
Se separó de su cuerpo, que quedó sepultado en la tierra.
Y en el Hades.
La palabra Hades no es la tumba. La tumba fue el lugar donde quedó sepultado su cuerpo inerte. Pero ahora su espíritu, capaz de realizar acciones, se encuentra en el "Hades". Este es el término griego para designar lo que los hebreos llamaban Seol, o mundo de los muertos. Como se puede apreciar de inmediato, el mundo de los muertos en realidad tiene dos divisiones. La International Standard Bible Encyclopedia hace este acertado comentario: "El concepto griego del Hades era el de un lugar en que se recibía a todos los muertos, pero dividido en dos regiones; una como un lugar de tormento, la otra de bendición". Este concepto griego de un lugar para los espíritus de todos los muertos es coherente con la creencia hebrea que puede observarse en el Antiguo Testamento, y que es fielmente reflejada por la versión Septuaginta; si bien no es sino en el Nuevo Testamento que se da una descripción más detallada y clara de las divisiones que existen en este mundo espiritual.En las traducciones modernas los términos Hades y Seol han sido traducidos en ocasiones como "infierno". Sin embargo, al hablar de Hades y Seol no se habla de un lugar definitivo, sino de un lugar de permanencia temporal en donde se encuentran los espíritus aguardando la resurrección.
Alzó sus ojos.
Se considera el Hades como la división "baja". El hombre alza sus ojos hacia el seno de Abraham o paraíso.
Estando en tormentos.
Estando en angustia. No un castigo físico, sino un pesar espiritual.
Vio de lejos.
El Hades y el seno de Abraham (el infierno y el paraíso) no se hallaban próximos, sino a gran distancia.
A Abraham.
Profeta importantísimo para los hebreos por considerarse que Dios hizo un convenio de suma relevancia con él y que afectaba a toda su descendencia. Abraham es presentado aquí como una imagen de la justicia.
A Lázaro en su seno.
El paraíso toma el nombre de seno de Abraham en honor a este importantísimo profeta. Lázaro, siendo un hombre justo, se encontraba en este lugar.
Dando voces, dijo.
El rico tuvo que elevar la voz para ser escuchado, tan distante se hallaba de Abraham y de Lázaro.
Padre Abraham.
Todos los hebreos se reconocen como descendencia de Abraham. Quizá al llamarle de esta manera el rico consideraba tener mayor esperanza de ser escuchado.
Ten misericordia de mí.
Su ruego era por misericordia.
Envía a Lázaro.
Existía en el rico una conciencia de que Lázaro se encontraba sujeto a la autoridad de Abraham.
Que refresque mi lengua.
Que me alivie porque…
Estoy atormentado.
El rico se encontraba angustiado.
En esta llama.
El Hades no es un lugar de tormento físico, sino espiritual. La angustia que parece inextinguible es comparada con frecuencia a una llama de fuego en las escrituras
Acuérdate.
En la respuesta de Abraham se entrevé que el rico debió tener conocimiento en vida, por su avaricia se había desarrollado a pesar de dicho conocimiento.
Recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, por su parte, males.
En vida, el rico había sido aparentemente favorecido sobre el justo Lázaro.
Pero ahora.
En el momento de esta compensación temporal.
Éste es consolado aquí.
En el seno de Abraham.
Tú eres atormentado.
En el Hades.
Y además de todo esto.
Además de toda la información sobre este lugar que ya hemos recibido…
Hay un gran abismo entre nosotros y vosotros.
En el momento en que Jesús hacía este relato había una obvia división entre el paraíso (llamado en el relato "seno de Abraham") y el infierno (identificado en el relato como "Hades").
Los que quieran pasar… no pueden.
Esta división hacía que no se pudiera transitar entre ambas divisiones, por lo que incluso los justos del paraíso se veían imposibilitados de brindar alivio a los que se hallaban en el Hades.

6 Comentarios

  1. Hermano agradecida por leer cada articulo, deseo preguntarle: no veo un artículo que hable sobre el hijo pródigo y también sobre los 10 leprosis que està en Lucas 15 y 17. Me ayuda donde puefo leerlo? Muchas gracias atte.

    • Gracias por el aliento, Glenda. Tienes razón, lamentablemente aún no he escrito sobre estos temas. ¡Me falta mucho por abarcar! Pero cada viaje por las escrituras es fascinante. Así que lo incluiremos en la lista de pendientes y te avisaré cuando tengamos algo al respecto.

  2. cuando llegan los bibliocomentarios a mi correo , enseguida los leo, y los reenvio a mi hijo misionero y a mi esposo y familiares,

    muchas gracias x compartir este conocimiento enriquecedor.

Dejar respuesta