El modelo de Pablo de Tarso para la predicación del evangelio

0
124

Durante su segundo viaje misional, Pablo de Tarso y su compañero, Silas, fueron encarcelados en Macedonia por causa de la palabra, lo que tomaron, por supuesto, como una excelente ocasión para predicarle al carcelero y convertirle al evangelio (lo que cualquiera haría en su situación, ¿no es cierto?). Cuando los oficiales se dieron cuenta de que habían encarcelado a ciudadanos romanos les dio mucho miedo y liberaron a Pablo y a Silas. No obstante, éstos tuvieron que seguir las órdenes de los magistrados y salir de la ciudad. Llevando a Timoteo, continuaron entonces con el itinerario de su gira misional, con lo cual llevaron el mensaje del evangelio de Jesucristo a los tesalonicenses.

Dejar respuesta