Análisis Textuales
Génesis 19

Por qué la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal

-> 23243
0
313
¿Por qué la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal?
Debido a su desobediencia, la mujer de Lot fue convertida en estatua de sal.

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Tal vez te preguntes por qué la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal. Lo resolveremos por medio de un análisis textual del versículo en cuestión, pero primero te pongo un poco en contexto. La decisión de Lot de establecerse cerca de las grandiosas ciudades de Sodoma y Gomorra resultó ser desafortunada. Los habitantes de estas ciudades eran sumamente inicuos y su maldad llegó a un punto en el que ya no fue tolerada por Dios. Antes de destruir estas ciudades, Dios tuvo buen cuidado de enviar a su ángel para rescatar a Lot, indicándole que huyera, con la advertencia de hacerlo de prisa, sin detenerse y sin mirar atrás.

También lee
¿Cuándo confesar con el obispo?

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

Entonces la esposa de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal. (Antiguo Testamento | Génesis 19:26)

Análisis textual: Por qué la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Entonces
Mientras se dirigían a la pequeña ciudad de Zoar, tras escapar de la majestuosidad y mundanidad de Sodoma y Gomorra, que ahora estaban siendo destruídas. El ángel de Dios les había dado la advertencia explícita de no mirar atrás para que no fueran destruidos.
La esposa de Lot

En algunas traducciones se usa “mujer”, que es el término original, pero la traducción correcta, tomando en cuenta el contexto, debe ser “esposa”.

Miró atrás
Volvió la vista hacia las ciudades que acababan de dejar, con añoranza, algo que explícitamente les había sido prohibido por el ángel de Dios (ver Génesis 19:17).

Esta es la frase clave para la comprensión de todo el versículo. En el diccionario de términos hebreos y griegos de James Strong se encuentran dos entradas, una para el término hebreo “nabat” (miró) y otro para el término hebreo “akhar” (atrás). El término interesante es “nabat”, que no sólo significa “mirar”, sino además mirar con intención, con delicia o placer. Implica el hacerlo con consideración, pensando en algo. Por lo tanto, la mujer de Lot no sólo volteó a ver las ciudades, para despedirse, sino con el oculto deseo de regresar a ellas. Añoraba la forma de vida que estaba dejando atrás.

El término griego que usa la Septuaginta, ἑπέβλεψεν, y el término en latín que usa la Vulgata latina, respiciens, implican esta misma intención, del desear junto con el mirar. La mujer de Lot miró atrás con deseo.

A espaldas de él
Sin que Lot se diera cuenta, desafortunadamente. Lot no pudo evitarlo porque la mujer lo hizo a escondidas de él, buscando hacerlo en un momento en que nadie más se diera cuenta.
Y se volvió estatua de sal
La palabra estatua puede también traducirse como pilar, columna o poste. Aunque la traducción del término hebreo “mehlahk” como “sal” es correcta, tiene en realidad un sentido un tanto más amplio. James Strong traduce este término en la entrada H4417 de su diccionario de términos hebreos y griegos, pasándolo como “powder”, en inglés. El diccionario de Babylon me traduce “powder” al español como “reducir a polvo, aciberar, moler, molturar, pulverizar; empolvar, empolvorar, empolvorizar, espolvorear; reducirse a polvo; ponerse polvos en la cara”.  Strong, de hecho, aclara que la traducción de “mehlahk” como sal es correcta, pero en el sentido de que la sal puede ser fácilmente pulverizada y disuelta. La expresión “se volvió estatua de sal” puede entonces ser parafraseada como “se convirtió en cenizas”, “se redujo a polvo” o “se desintegró”. Se murió de inmediato y su cuerpo se quedó convertido en un polvo muy fino, como la sal.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.

Por qué fue castigada la mujer de Lot

Es interesante notar que toda la vecindad del Mar Muerto se encuentra cubierta de sal fósil, lo cual es sugerente. No hay, sin embargo, nada concluyente acerca de qué proceso transformó a la mujer de Lot o exactamente en qué se convirtió, que pudo haber sido literalmente sal o cualquier otro material de polvo fino.

Pero, dejando de lado el aspecto técnico, lo importante es observar por qué se desintegró de esta manera. Fue la acción, el voltear (contrario a lo mandado por el ángel, porque ella no lo creyó) y hacerlo con añoranza, con deseo hacia lo que Dios había prohibido. En su actitud observamos indecisión entre la voluntad de Dios y el deseo del mundo. El corazón de la esposa de Lot no era puro, pues caminaba hacia la salvación, pero deseaba en secreto lo que estaba siendo rechazado por Dios. La advertencia del ángel en Génesis 19:17 se vio penosamente justificada.

“Acordaos de la mujer de Lot”

Hay una serie de pasajes adicionales sobre esta acción de “mirar atrás” que amplian nuestra comprensión de este concepto. Por ejemplo, Pablo de Tarso se refirió así a la preparación de los justos para la Segunda Venida:

37           Porque dentro de poco,

el que ha de venir vendrá, y no tardará.

38           Pero el justo vivirá por la fe;

y si se vuelve atrás, no agradará a mi alma.

39  Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma. (Nuevo Testamento | Hebreos 10:37–39)

En el mismo contexto de los eventos que precederán a la Segunda Venida, Jesús hizo referencia a la actitud de la mujer de Lot brindándonos a nosotros este consejo:

31  En aquel día, el que esté en la azotea y tenga sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que esté en el campo, asimismo no vuelva atrás.

32  Acordaos de la mujer de Lot.

33  Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.

(Nuevo Testamento | Lucas 17:31–33)

La aceptación de la voluntad del Señor implica estar conforme (no disconforme) con lo que él pide, ya que en la disconformidad existe ya una forma de castigo, según lo enuncia el libro de Proverbios:

De sus caminos se hastiará el descarriado de corazón, pero el hombre bueno estará contento con el suyo. (Antiguo Testamento | Proverbios 14:14)

Conclusión

Sí, todo llega a un final, afortunadamente. Repasemos y reafirmemos algo de lo aprendido.

De lo anterior se desprende que la conversión de corazón es más apreciada por el Señor que la conversión de las acciones. Una persona puede hacer las cosas buenas por razones malas, caminando hacia la salvación con sus pies mientras su corazón regresa en secreto hacia la maldad que se ha dejado atrás. Esta actitud es la que se ve condenada ante el Señor cuando, por un lado, produce el hastío y por el otro la muerte espiritual, una clase de insensibilidad hacia las cosas buenas que impide la obtención de la vida eterna. Quien así se engaña por dentro no puede disfrutar de todo lo que Dios tiene ni obtener el gozo que el hombre espiritualmente sensible recibe.

Citas citables

Déjame compartirte alguna de las citas que tuve que estudiar mientras preparaba este artículo. Toma nota de que todas las traducciones son mías y son traducciones libres.

La cita que hoy les comparto me la hizo llegar el entrañable Ernesto Pelé y es del élder Jeffrey R. Holland:


“¿Exactamente qué hizo la esposa de Lot que haya sido tan malo? Como me gusta estudiar historia, he pensado sobre eso y tengo una respuesta parcial al respecto. Aparentemente, lo malo que hizo no fue sólo mirar atrás, sino que lo que su corazón deseaba era volverse atrás. Parece que aun cuando ya había salido de los límites de la ciudad, echaba de menos lo que Sodoma y Gomorra le habían ofrecido. Como lo expresó el élder Neal A. Maxwell (19262004), del Quórum de los Doce Apóstoles, esas personas saben que deben tener su residencia principal en Sión, pero todavía esperan mantener una casa de veraneo en Babilonia.


“Es posible que la esposa de Lot haya mirado atrás con resentimiento hacia el Señor por lo que Él le mandaba dejar tras de sí. Sabemos con certeza que Lamán y Lemuel estaban resentidos cuando se mandó a Lehi y a su familia que abandonaran Jerusalén. Así que no se trata de que ella mirara atrás, sino de que haya mirado con ansia de volver;  en suma, su apego al pasado tuvo en ella una influencia mayor que su confianza en el futuro. Aparentemente, eso fue al menos parte de su pecado… una forma más teológica de referirnos a la esposa de Lot sería decir que no tuvo fe, que dudó del poder del Señor para darle algo mejor de lo que ya tenía. Al parecer, pensó que nada de lo que le esperaba podía ser de ninguna manera mejor que lo que dejaba atrás. Algunos de los pecados de la esposa de Lot son el anhelo de volver atrás a un mundo en el que no se puede seguir viviendo, la constante insatisfacción con las circunstancias presentes y el hecho de tener sólo visiones sombrías del futuro, así como perderse el aquí, el ahora y el mañana por estar atrapados en el allá, el entonces y el ayer”.


(Jeffrey R. Holland, “Lo mejor está por venir”, Liahona, enero de 2010, págs. 1721)


Bibliografía

Durante la preparación de este artículo consulté varios materiales recomendables. Te comparto algunos de ellos. Si están disponibles para compra, también te pongo el enlace por si te surge la cosquilla y quieres adquirirlos.
  • “Oid Vosotros”, lista de correo por Ernest C. Pyle (Ernesto Pelé)
  • Treasury of Scriptural Knowledge
  • Sermon Bible Commentary
  • Summarized Bible
  • The Pulpit Commentary

Dejar respuesta