Análisis Textuales
Mateo 27 Mateo 28

¿Quién era la “otra María” que menciona la Biblia?

-> 3148
24
503
El dolor de María y la otra María tía de Jesús

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

Jesús de Nazaret murió en viernes, llamado “día de la preparación”, por ser el día en que la gente se preparaba para la celebración del sabbath (Mateo 27:62; Marcos 15:42; Lucas 23:54; Juan 19:42). Murió como a la “novena hora”, que para nosotros viene a ser las tres de la tarde (Mateo 27:45–50). Es decir, que quedaba muy poco tiempo para sepultarle y preparar lo necesario para su embalsamamiento. Había que actuar con rapidez. José de Arimatea se ocupó de solicitar el cuerpo al gobierno y tanto él como Nicodemo ayudaron a realizar un embalsamamiento preliminar, con el objeto de preservar el cuerpo y dejarlo preparado para uno posterior y más completo, puesto que no podían realizar obra alguna durante el día de reposo.

También lee
¿Nos vamos directo al cielo después de la muerte?

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.

Y estaban allí María Magdalena y la otra María, sentadas delante del sepulcro. (Nuevo Testamento | Mateo 27:61)

Análisis textual: ¿Quién era la “otra María” que menciona la Biblia?

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Estaban allí.
En el lugar donde se estaba realizando la sepultura.
María Magdalena.
Una de las mujeres que siguieron a Jesús desde Galilea hasta Jerusalén. Era natural de Magdala, una ciudad costera de Galilea.
La otra María.
A quien Mateo llama aquí de esta manera, como si todos la conociéramos. Pero como no es así nos representa de repente un misterio que resolveremos en breve.
Sentadas delante del sepulcro.
No participando, sino observando. Ellas no participaron en el embalsamamiento preliminar, que ya estaban realizando los varones, sino que su intención era solamente ubicar con precisión el lugar en que Jesús estaba siendo sepultado, con la intención de volver el domingo, una vez que hubiese pasado el día de reposo.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.

Mateo habla con naturalidad de “la otra María” que acompañó a María Magdalena a observar la sepultura y que volvió con ella a los dos días para continuar el cuidado del cuerpo (Mateo 28:1). Hay varias formas de conocer la identidad de “la otra María”, pero la que aquí propongo es la que me parece que te será la más sencilla de identificar y recordar.

Nuestro punto de partida ha sido Mateo 27:61. Tan sólo unos versículos más atrás, Mateo hace una ennumeración más completa de las mujeres presentes en la muerte de Jesús.

Mateo 27:56
entre las cuales estaban María Magdalena, y María la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo. (Nuevo Testamento | Mateo 27:56)

Como la “madre de los hijos de Zebedeo” (es decir, la madre de los apóstoles Jacobo y Juan) se llamaba Salomé (Mateo 20:20-24), no debe ser tan difícil identificar a “la otra María” como “la madre de Jacobo y de José” (discípulos de Jesucristo), mencionada en el versículo 56.

Un poco más de detalle sobre la “otra María”

A partir de allí podemos comparar con otros versículos. Recordemos nuestra primera pista: “la otra María” es “la madre de Jacobo y de José”.

  • En Marcos 15:40 nos dice que el Jacobo al que se refiere es Jacobo el menor (otro de los apóstoles). Menciona al otro hijo, José, y menciona por separado a Salomé (la madre de los hijos de Zebedeo) por nombre.
  • En Marcos 15:47 vuelve a llamar a “la otra María” la madre de José.
  • En Marcos 16:1 vuelve a mencionar a las tres mujeres. María Magdalena y Salomé se mencionan por nombre, pero a esta “otra María”, como para alternar, le llama “la madre de Jacobo”.
  • Así aparece mencionada también en Lucas 24:10, donde aparece junto a María Magdalena, Salomé y Juana como testigo de la resurrección.
  • Finalmente, y retrocediendo un poco en el tiempo, la hallamos en Juan 19:25, con María, la madre de Cristo y María Magdalena. Juan 19:25 nos da un detalle adicional: la llama “la esposa de Cleofas”.

Por lo tanto, reconstruímos así a su familia: La “otra María” era esposa de Cleofas, y ambos eran los papás de Jacobo el menor, apóstol de Jesucristo, y de su hermano José, fiel discípulo del Salvador. Junto con María Magdalena y otras mujeres, esta “otra María” fue testigo de la muerte, sepultura y resurrección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Citas citables

Déjame compartirte alguna de las citas que tuve que estudiar mientras preparaba este artículo. Toma nota de que todas las traducciones son mías y son traducciones libres.

“Cada evangelista hizo hincapié en que el Salvador realmente murió. Mateo señaló que tres mujeres estaban presentes con José de Arimatea, cuando el Señor fue enterrado. Estos mismos testigos envolvieron cuidadosamente el cuerpo en preparación para el entierro y la colocaron en la tumba. José luego rodó personalmente una gran roca sobre la abertura, y algunas de las mujeres se quedaron durante un largo período (Mateo 27:56-61)”. (Jerrie W. Hurd, Our Sisters in the Bible)


La siguiente cita es de Papias, uno de los escritores cristianos del segundo siglo (aprox. 130 d.C.). En uno de sus “fragmentos” habla de la “otra María” en estos términos:


“10:2. María, la esposa de Cleofas o Alfeo, que fue la madre de Santiago, el obispo y apóstol, y de Simón y de Tadeo, y de un José”. (Papias, Fragmentos)


Ya veremos la identidad de este “Cleofas o Alfeo” en un próximo artículo.


24 Comentarios

  1. Muy bueno hno. Juan!
    Aqui le comparto algo, la “otra María”. La esposa de Cleofas y madre de Santiago el menor y de José. (Mateo 27:56,61; Juan 19:25)
    la tradición dice que Cleofas y José,
    el padre adoptivo de Jesús, eran hermanos. De ser cierto, María sería la
    tía de Jesús, y los hijos de ella, sus primos.
    ¿Es correcto?

  2. Maria, la madre de jesus,tuvo dos hijos que se llamaban jacobo y jose. también tuvo hijas,cuyos nombres no se mencionan en la biblia, pero bien puede que una de ellas se llame salomé. Jesus siempre se dirigió a su madre llamándole mujer. Y en este caso se la llama "la otra maria", dando a entender que aunque su tarea en este mundo como creyente fué única,ya que nadie más tuvo en su vientre,dió a luz,amamantó , crió y vió morir en una cruz a quien era su propio hijo y salvador personal, eso no la hace superior que todos los que creimos, y nacimos de nuevo en El Señor, para que nadie sea engañado, y por error, se la venere o se le atribuyan poderes que no tiene ningún ser creado. Es mi humilde opinión

    • Gracias, Fer. Justo esta semana acabo de leer sobre esta y otra teoría con respecto a Salomé. En lo que fallan los autores que he leído es en mencionar sus fuentes. Es decir, como bien lo has comentado, que todo queda en simplemente una opinión. Por ejemplo, ¿de dónde podríamos derivar que una hija de María haya tenido este nombre? O sea, ¿basados en qué, para que no quede en una simple opinión? Siempre es importante documentar las cosas. De cualquier forma, nuestro referente siempre son las Escrituras.

      Coincido con tu opinión sobre el rol de María. Jesús mismo, a la observación del público "Bienaventurado el vientre que te trajo y los pechos que te criaron" respondió, repocisionando con ello el debido papel de su madre para los fieles "Antes bien, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan". (ver Lucas 11:27–28).

  3. En Hebreos 2:9 se lee: "Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra por el padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos".Algunos hermanos se han sentido escandalizados con esta referencia, al grado que hubieron expresiones de rechazo a la veracidad de la correcta traducción de la Biblia, personalmente pienso que no es tan importante, porque lo importante es la acción de nuestro señor Jesucristo al tomar forma humana y dejar su posición divina para que el plan de salvación pudiera tener efecto, Pero se a dado una controversia acerca de la divinidad de Cristo y que de ninguna manera podría ser "poco menor que los ángeles". siento que, el entendimiento espiritual de unos hermanos pudiera apocarse por estas declaraciones. Podría usted hermano verter un poco de luz en este asunto? Se lo agradecería este espíritu investigador con todo mi corazón!! no se usted pueda, pero mi correo E es [email protected] Con mis disculpas porque talvez no sea esta la manera correcta, pero necesitamos salir del error. Su hermano en Cristo, Calixto Quezada PS: yo leí el nuevo testamento cuando tenia 7, desde entonces Él se convirtió en mi amigo secreto y ahora en mi Hermano Mayor.

    • El versículo es suficientemente interesante como para que tome nota de él como base para un artículo. Probablemente pueda ser analizado por el método de análisis textual y será muy interesante compararlo con el original griego para ver el sentido de cada expresión. Sin embargo, considero que la respuesta la has dado tú mismo cuando dijiste "lo importante es la acción de nuestro señor Jesucristo al tomar forma humana y dejar su posición divina para que el plan de salvación pudiera tener efecto". Esto es lo que el versículo está diciendo realmente. "Poco menor que los ángeles" quiere decir, sin duda, en condición humana, en este segundo estado probatorio. Parafraseando se podría decir "Vemos a aquel que fue hecho hombre". Este, que fue hecho hombre en una condición poco menor a la de los ángeles (esa es la condición del hombre sobre la tierra) fue elevado a una posición exaltada, pero no sin gustar primero la muerte por nuestra causa. Ese, considero, es el sentido general en que debe ser entendido el versículo. No dice que Jesús sea actualmente menor que los ángeles. De hecho, al leer todo el capítulo se convence uno de que el autor del libro de Hebreos está demostrando que Jesús es superior a todo, incluso a los ángeles.

Dejar respuesta