Análisis Textuales
Juan 19

¿Era Salomé hermana de María y tía de Jesús?

-> 3447
0
1182

Introducción y antecedentes

Los antecedentes te servirán para poner el pasaje estudiado dentro de su contexto apropiado. ;)

La crucifixión se hallaba en marcha. Los discípulos que el domingo anterior habían entrado gozosos a la ciudad, reconociendo la identidad de Jesús como el Mesías prometido y esperando su pronta coronación como Rey de todo Israel, se hallaban ahora heridos, desconcertados, desolados y confundidos por una realidad aplastante. En lugar de la victoria absoluta esta parecía la derrota total, el fin de todo. Muchos habían venido desde Galilea hasta Jerusalén, la capital, con el único objetivo de establecer el reinado de su Maestro. Ahora todo se veía acabado. Entre esa compañía de discípulos fieles se encontraban aquellas a las que los evangelios asignan un nombre colectivo: “las mujeres”, entre las cuales algunas, más destacadas por su liderazgo y su servicio, se nos recuerdan por la mención de sus nombres.

También lee
¿Adónde fue Jesús después de la muerte?

Pasaje base

Este es el pasaje que estaremos estudiando hoy.
Y estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María esposa de Cleofas, y María Magdalena. (Nuevo Testamento | Juan 19:25)

Análisis textual: ¿Era Salomé hermana de María y tía de Jesús?

El análisis textual revisa el pasaje frase por frase para comprender mejor el significado del pasaje y de sus palabras y expresiones.
Su madre.
María, la madre de Cristo.
La hermana de su madre.
Cuya identidad revisaremos el día de hoy.
María esposa de Cleofas.
A quien ya identificamos como "la otra María" y como "María de Cleofas", madre de Jacobo el menor, uno de los doce apóstoles originales, y de José.
Y María Magdalena.
Presente en todos los listados en donde se habla sobre la presencia de las mujeres que siguieron a Jesucristo.

Comentarios adicionales

Los comentarios adicionales complementan el análisis textual con enfoques y perspectivas, brindando aún un mayor contexto al estudio.
[cache name="salomeHermana3" expire='1 day'] Juan 19:25 es un pasaje fascinante y extraordinario por muchas razones. Ubica a las mujeres cerca de la cruz, lo cual es diferente a lo que se relata en los demás evangelios. Menciona a la madre de Jesús, siendo el único pasaje que lo hace. Y, aún más sorprendente, nos habla acerca de la presencia de la hermana de María, pendiente de todo y ocupando un lugar junto a la cruz. Este pasaje despierta varias interrogantes que nos viene bien despejar para aumentar nuestro conocimiento de lo que estaba sucediendo.

El pasaje original

Tomando el original griego directamente de la edición "patriarcal" de 1904 de la Biblia que es utilizada por la Iglesia ortodoxa lo que vemos es lo siguiente:

εἱστήκεισαν δὲ παρὰ τῷ σταυρῷ τοῦ ᾿Ιησοῦ ἡ μήτηρ αὐτοῦ καὶ ἡ ἀδελφὴ τῆς μητρὸς αὐτοῦ, Μαρία ἡ τοῦ Κλωπᾶ καὶ Μαρία ἡ Μαγδαληνή.

Como no todos sabemos leer griego y cuando vemos algo así nos ponemos a hacer bizcos, me he tomado la libertad de enfatizar las palabras que nos interesan más, para que puedas ubicarlas. Como podrás ver, la edición "patriarcal" coloca allí una coma para "facilidad" de los lectores modernos. Pero el original no lleva comas (lo estoy cotejando con el Textus Receptus y con la obra de Wescott-Hort).Si quieres presumirle a tus amigos que sabes leer griego, la parte resaltada se translitera como "e adelphé tes matros autos, María e tou Klopa". Vas a sonar como todo un erudito.Como verás, esta sentencia incluye el versátil término "adelphé", con el que ya nos habíamos topado antes, cuando revisamos el asunto sobre los hermanos de Jesús. Esta es la forma femenina del término "adelphos" y sin duda se traduce aquí como "hermana". Puede, claro está, traducirse simplemente como pariente, pero en realidad no hay razón para no adoptar la traducción más directa del término. Y la traducción más directa es "hermana".Así que nos queda claro que María tenía una hermana, y que esta estaba al pie de la cruz. Pero ahora, he aquí el misterio: ¿Quién era esta hermana de María?

¿Estaban las mujeres lejos o cerca de la cruz?

La primera situación a resolver es si las mujeres estaban lejos de la cruz, como lo plantean los evangelistas sinópticos, o tan cerca que Jesús pudiera verles y hablar sobre ellas, como lo plantea el evangelio de Juan. En realidad esto no ofrece mayor dificultad. La costumbre vigente exigía que las mujeres se situaran a distancia, y por eso inicialmente contemplaron la crucifixión de lejos. Pero un grupo pequeño de estas mujeres pudo posteriormente acercarse a la cruz, lo cual es aún más posible si había familiares del ajusticiado entre ellas. Y, por lo menos, había dos.

Las mujeres que estaban junto a la cruz

Después de esto tenemos que dejar en claro quiénes eran las mujeres que estuvieron junto a la cruz. Lucas menciona a unas mujeres, pero no por su nombre (Lucas 23:49). Mateo y Marcos mencionan a tres mujeres de manera que podamos identificarlas: María Magdalena, "la madre de Jacobo y José" (a quien ya hemos identificado antes como María de Cleofas) y "la madre de los hijos de Zebedeo" (a quien Marcos llama explícitamente Salomé).De manera que los testimonios de Mateo y de Marcos mencionan a tres mujeres. El problema es con Juan 19:25, en donde la redacción no deja bien en claro si el evangelista está hablando de tres o de cuatro mujeres. Hagan sus apuestas:
  • Si creemos que eran tres, estas serían María, madre de Cristo; María Magdalena y María de Cleofas, que sería la hermana de María.
  • Si creemos que eran cuatro, serían María, madre de Cristo; María Magdalena; María de Cleofas y una cuarta mujer que sería la hermana de María.
Quienes creen en el postulado de las tres mujeres han elaborado muchas conjeturas para poder justificar esta postura. No obstante, el postulado de las tres mujeres plantea más complicaciones que las que puede resolver, siendo la más evidente la de dos hermanas que se llamaran igual ("María"), sin utilizar segundo nombre ni apellido. No suena como la posición más lógica. Se puede ajustar una justificación diciendo que no eran hermanas, sino parientes, quizás cuñadas, que era una sola mujer que tuvo dos esposos, etc. Pero entonces hay que suponer más cosas y darle demasiadas vueltas. Mientras más supongamos menos razón tenemos para afirmar que estamos cerca a la verdad.La alternativa, la de las cuatro mujeres al pie de la cruz, es más directa y sencilla de ver cuando se comparan todos los pasajes que se refieren a las mujeres que estuvieron presentes durante la crucifixión.Era Salomé hermana de María y tía de JesúsEra Salomé hermana de María y tía de JesúsComo se ve, cuando se ponen estos pasajes juntos a quien se echa de menos es a Salomé. Si concluímos que la hermana de María no era "la otra María" (María de Cleofas) entonces Salomé es la pieza que nos estaba faltando en el rompecabezas.E igual que cuando ponemos la última pieza y vemos la figura terminada, ¡también cuando entendemos que la tía de Jesucristo era Salomé, entonces todo cobra sentido!

La audacia de la madre de Jacobo y Juan

Por ejemplo, el relato de Mateo sobre la madre de Jacobo y Juan acercándose a Jesús para pedir el favor de una posición especial para sus hijos se contempla de manera diferente ahora. Cuando entendemos que Salomé era en realidad la tía de Jesucristo su familiaridad ya no se ve tan audaz. Es la tía dirigiéndose al sobrino.

La presencia de Salomé junto a la cruz

La presencia de Salomé junto a la cruz queda entonces tan justificada como la de María. Se trataba entonces de la madre y de la tía de Jesús, y se les dio la concesión de ocupar un lugar junto a la cruz.Si tomamos ese carril, queda todavía por justificar la presencia de las otras dos mujeres. El evangelio no nos da material suficiente para entender la presencia de María de Cleofas. Es Hegésipo, escritor del segundo siglo, quien asegura que Cleofas (también llamado Alfeo) era hermano del finado José. En este caso María de Cleofas sería cuñada de María y también tía de Jesucristo. Hegésipo también confirma que Salomé era la hermana de María. Si todos los datos que el proporciona pueden ser tomados como fiables y se agregan al cuadro tendríamos que Jacobo y Juan eran primos carnales de Jesucristo por parte de Salomé; en tanto que Santiago el menor, Judas y Simón el Zelote (que eran hermanos) serían primos en segundo grado de Jesucristo.En cuanto a María Magdalena, ella será el tema central de nuestros próximos biblicomentarios.

¿Con quién Jesús encargó a María?

Al contemplar a Salomé como la hermana de María hay otro misterio más que aquí se nos resuelve y que se plantea precisamente en los versículos siguientes al que hoy nos ocupa (Juan 19:26-27). ¿Por qué, si Jesús tenía hermanos, encargar a su madre con Juan el apóstol?Primero, es curioso observar que no se nos menciona a ninguno de los hermanos de Jesús presente en la crucifixión. Se comprende rápidamente que estos aún no le aceptaban, porque en un pasaje anterior del propio evangelio de Juan se nos dice que "ni aún sus hermanos creían en él" (Juan 7:5). En esas circunstancias no hubiera sido sino natural encargar a su madre con el hijo de su propia hermana. ¡Qué maravilloso gesto de amor y de unidad!

El hermoso privilegio de Salomé, hermana de María

Y si Salomé era, como ahora pensamos, hermana carnal de María y tía del Salvador Jesucristo, ¡qué hermoso su cambio de carácter y qué maravilloso privilegio el que cita Marcos, que le coloca junto a María Magdalena en la escena misma de la resurrección![pasaje] Y cuando pasó el día de reposo, María Magdalena, y María, madre de Jacobo, y Salomé compraron especias aromáticas para ir a ungirlo.2 Y muy de mañana, el primer día de la semana, fueron al sepulcro, recién salido el sol.(Nuevo Testamento | Marcos 16:1–2)[/pasaje]Poco podrían imaginar lo que habían de encontrar allí.[pasaje] 5 Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca, y se espantaron.6 Pero él les dijo: No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado, no está aquí; he aquí el lugar en donde le pusieron.7 Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo.(Nuevo Testamento | Marcos 16:5–7)[/pasajes]Pocas personas pueden ser tan favorecidas como el grupo de mujeres a quienes Jesús constituyó con un honor tan especial, habilitándolas como sus primeros testigos. [/cache]

Citas citables

Déjame compartirte alguna de las citas que tuve que estudiar mientras preparaba este artículo. Toma nota de que todas las traducciones son mías y son traducciones libres.

Hoy para regalar tengo un par. Me gusta la manera en que Adam Clarke, uno de los eruditos cristianos más reconocidos, plantea la pregunta principal que surge por la lectura de Juan 19:25:

"¿No eran María y Salomé dos personas distintas?" (Adam Clarke; Ralph Earle, "Commentary on the Holy Bible", traducción libre por Juan Pablo Marichal)

Es solo una pregunta, pero me gusta la forma en que la plantea, y me gusta la manera en que el élder Bruce R. McConkie, apóstol y erudito SUD, comparte su sentir y su respuesta a esa pregunta en el libro "El Mesías Milenial".

"Favorecida entre todas ellas, en la alborada de esta mañana de Pascua, vemos a María Magdalena; y a María, la madre de José; a Salomé, la hermana de la bendita virgen y madre de Santiago y de Juan…" (Bruce R. McConkie, "The Millennial Messiah: The Second Coming of the Son of Man", traducción libre por Juan Pablo Marichal)

James E. Talmage también revisa este punto, concluyendo, sin embargo, con una nota de cautela.

"Se entiende generalmente que la madre de estos dos hijos de Zebedeo (Mateo 20:20; compárese con Mateo 4:21) es Salomé, mencionada como una de las mujeres presentes en la crucifixión (Marcos 15:40; compárese con Mateo 27:56, en que "la madre de los hijos de Zebedeo" es mencionada y el nombre "Salomé" se omite), y una de las mujeres que llegó primero a la tumba en la mañana de la resurrección (Marcos 16:1). Del hecho de que Juan menciona a la madre de Jesús y a "la hermana de su madre" (Juan 19:25) y omite mencionar a Salomé por nombre algunos expositores sostienen que Salomé era la hermana de María, la madre de Jesús; y por tanto la tía del Salvador. Esta relación haría a Santiago y a Juan primos con Jesús. En tanto que el registro de las escrituras no desaprueba esta relación, ciertamente no la afirma". ("Jesús el Cristo", traducción libre por Juan Pablo Marichal).

Y tú, ¿qué piensas?

Dejar respuesta