Dos de los apóstoles y otros líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días pasaron el fin de semana en Texas, con los voluntarios que limpian los daños causados por el huracán Harvey, en septiembre de 2017.

El élder M. Russell Ballard y el élder Ronald A. Rasband del Quórum de los Doce Apóstoles viajaron de Utah a Houston, Texas, para dar aliento a los cientos de voluntarios de Manos mormonas que ayudan, que siguen ayudando a los residentes afectados por el huracán que afectó a la región a fines de agosto. A ellos se unieron el Obispo S. Gifford Nielson, Autoridad General Setenta; la hermana Cristina B. Franco, segunda consejera de la presidencia general de la Primaria; y los líderes de la zona.

Los líderes de la Iglesia hablaron en los servicios en las capillas, llenas a plena capacidad, inundadas por un mar de color amarillo brillante por las camisetas de los voluntarios de Manos mormonas que ayudan. Después de las reuniones, cientos de voluntarios, incluidos los misioneros SUD, salieron inmediatamente a servir a sus vecinos en esfuerzos de limpieza.

Los apóstoles y líderes mormones visitaron barrios afectados por las inundaciones, proporcionando palabras de aliento a los residentes. También se reunieron con el Reverendo Harvey Clemons Jr., pastor de la Iglesia Bautista Pleasant Hill en Houston, que pidió al Elder Ballard ofrecer una oración.

Durante la evacuación del huracán, algunos residentes del área de Houston se refugiaron en una sala de exposición de tienda de muebles, un movimiento que atrajo la atención de los medios nacionales. Los líderes de la Iglesia hicieron una parada no programada para conocer al propietario de tiendas Jim “Mattress Mack” McIngvale, que abrió sus tiendas como refugios de emergencia para los evacuados y efectivos de la Guardia Nacional de Texas.

Fuente: Noticias de la Iglesia SUD | Deseret News http://ift.tt/2f8ZJIW

Traducción y Adaptación por Juan Pablo Marichal Catalán

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here