Los servicios dominicales de cada primer domingo de mes son ansiosamente esperados por los Santos de los Últimos Días. Entre otras cosas que hacen especial ese servicio en particular, saben que sus niños pequeños serán bendecidos. Los padres llevan a sus hijos, durante el servicio sacramental, para que se les dé una bendición de infantes, por  medio de la imposición de manos del sacerdocio.

¿Cuál es el fundamento de la bendición de infantes SUD?

Los Santos de los Últimos Días (SUD, o “mormones”) practican la bendición de infantes en lugar del bautismo de niños pequeños. Al hacer esto siguen el modelo enseñado por Jesús en la Biblia, ya que Jesucristo no bautizó niños, ni lo hicieron sus discípulos. Al menos, no hay en la Biblia ningún ejemplo de bautismo de niños pequeños. En cambio, los tres evangelios sinópticos (Mateo 19:13–15Marcos 10:13–16Lucas 18:15–17) registran que, cuando se le llevaron niños pequeños los bendijo por la imposición de manos:9:13–15

Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos y orase; pero los discípulos los reprendieron.
14 Y Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí y no les impidáis hacerlo, porque de los tales es el reino de los cielos.
15 Y habiendo puesto las manos sobre ellos, partió de allí.
(Nuevo TestamentoMateo 19:13–15)

En este encantador y familiar pasaje podemos notar el amor del Salvador por todos los niños pequeños. El evangelista Mateo hace notar que la intención de quienes llevaron a los niños a Jesús (presumiblemente, sus madres y padres) lo hicieron con la precisa intención de que “pusiese las manos sobre ellos y orase”. Es decir, esperaban que les bendijera por la imposición de manos. Los discípulos procuraron impedirlo, pero Jesús les reprendió por ello, haciéndoles notar que “de los niños es el reino de los cielos”.

La inocencia de los niños pequeños

Nadie que lea y medite este pasaje puede luego justificar el punto de vista de que los niños nazcan en pecado o estén llenos de él. Jesús los puso claramente como el máximo ideal de inocencia. Tanto así que, según declaró, “de ellos es el reino de los cielos”. Aún más, los colocó como ejemplo, según muestran los pasajes paralelos de Marcos y Lucas:

Marcos 10:13–16

13 Y le presentaban niños para que los tocase, pero los discípulos reprendían a los que los presentaban.
14 Y viéndolo Jesús, se indignó y les dijo: Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios.
15 De cierto os digo que el que no reciba el reino de Dios como un niño no entrará en él.
16 Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.
(Nuevo TestamentoMarcos 10:13–16)

El versículo 15 muestra que, en realidad, no se espera que los niños sean como adultos, sino que, por el contrario, se espera que los adultos lleguen a poseer la pureza de los niños pequeños. Los niños pequeños son el referente y ejemplo.

La ordenanza de la bendición de infantes se basa en esta absoluta seguridad de que los niños pequeños son inocentes delante de Dios y que su vida merece ser bendecida desde el principio.

La imposición de manos y la bendición de manos

El versículo 16 de este mismo pasaje muestra cómo realizó Jesucristo la ordenanza debida para los niños pequeños. En lugar de bautizarles, como si tuvieran pecados de qué arrepentirse, puso las manos sobre ellos para bendecirlos. Esto es precisamente lo que, de acuerdo con el pasaje de Mateo 19:13, esperaban los padres que hiciese. De estos pasajes aprendemos que la bendición de infantes debe realizarse por la imposición de manos.

Cómo se realiza la bendición de infantes actualmente

Si acudes a un servicio SUD el primer domingo de mes y llegas a tiempo para la reunión sacramental, temprano, a tiempo para presenciar esta ordenanza, notarás algunos aspectos peculiares. El obispo, o quien presida el servicio, reservará tiempo para la bendición del niño y se invitará a sus padres a pasar con él. Algunos de los que posean el sacerdocio harán un círculo, meciendo al pequeño, si se trata de un bebé; o sentándolo en una silla, si se trata de un niño capaz de hacerlo.

Como en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días el sacerdocio se da a todos los varones dignos, es muy posible que el papá sea quien pronuncie la bendición. La mamá puede estar en el círculo para ayudar a mecer al bebé y escuchar la bendición de cerca. Durante la oración se dará un nombre al bebé, el nombre con el cual también será inscrito en los registros de la Iglesia, y bajo la inspiración del Espíritu Santo se pronunciarán bendiciones y promesas que se cumplirán a lo largo de la vida del niño.

La ordenanza es breve, sencilla y sagrada. No se cobrará nada por realizarla. No hay festejos ni pompa innecesaria, pero las promesas habrán sido pronunciadas por el Espíritu Santo y, como todas las promesas que son realizadas por Dios, con toda seguridad se cumplirán.

Mi experiencia personal

En mi caso tuve la bendición de poder bendecir a mi hermana. Aunque mi mamá no es miembro de la Iglesia, me pidió que la bendijera cuando ella tenía apenas unos meses de edad. No sólo fue emocionante hacerlo, sino que me di a la curiosidad de registrar en un diario las promesas que el Espíritu Santo me había inspirado a pronunciar ese día. La verdadera emoción ha venido a través de los años, al ver cómo se cumplían en su vida cada una de esas promesas, pronunciadas a través de revelación con la autoridad del santo sacerdocio. Después de ello, naturalmente, he tenido la oportunidad de bendecir a mis hijos y repetir con ellos la experiencia. Creo que cada papá y cada mamá deberían llevar un diario personal en el cual registren todas estas ocasiones.

Con el curso del tiempo, y conforme mis hijos han cumplido los ocho años de edad (la edad de responsabilidad), he tenido también la oportunidad de bautizarles. El bautismo ha tenido mayor significado para ellos porque lo han hecho con una plena responsabilidad, deseo y comprensión.

No te pierdas una bendición de infantes

Si tienes la oportunidad de asistir a una reunión de primer domingo de mes, llamada también “reunión de testimonios”, no te pierdas el privilegio de presenciar una bendición de infantes. Y si no tienes la oportunidad, ¡pégate a tus amigos SUD y pídeles que te inviten a una reunión de testimonios!

Y déjame decirte que ¡esta es la única Iglesia que practica esta ordenanza tal como Jesucristo la enseñó!

 

10 COMENTARIOS

  1. LO QUE DICE LA BÍBLIA SOBRE EL BAUTISMO

    Mateo 3:11. -Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.- (ver: Mateo 3:5-6; Lucas 3:7)

    JESUCRISTO NOS DEJÓ EJEMPLO (Juan 13:15). Se bautizó siendo hombre (no niño)

    Mateo 3:13-17. -Entonces Jesús vino de galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él, mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por tí, ¿y tú vienes a mí?. Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aqui los cielos le fueron abiertos, y vió al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia.-

    EL BAUTISMO ES PARA CREYENTES, NO PARA NIÑOS, NI RECIÉN NACIDOS

    Hechos 8:12. -Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.-

    ORAR Y BENDECIR A LOS NIÑOS EN CRISTO JESÚS, PERO NO PARA BAUTIZARLOS

    Lucas 18:15-17. Mateo 19:13-15. Marcos 10:13-16. -Y les presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.-

    EL ARREPENTIMIENTO Y BAUTISMO ES PARA PERSONAS CREYENTES

    Juan 3:3-5. -Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿como puede un hombre nacer siendo viejo? ¿puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.-

    Romanos 6:3-4. -¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?. Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fín de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.-

    Hechos 2:38.-Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.-

    Hechos 8:36-39. -Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿que impide que yo sea bautizado?. Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios…Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vió más, y siguió gozoso su camino.- (Otra prueba, de que es para creyentes, está en Hechos 18:8)

    Marcos 16:15,16. -Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.-

    Mateo 3:7. -Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿quién os enseñó a huír de la ira venidera?.-

    Hechos 10:47-48. Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?. Y mandó bautizarles en el nombre del Señor.-

    Hechos 16:32,33. -Y le hablaron la palabra del Señor a él, y a todos los que estaban en su casa. Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos

    Hechos 18:8. -Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados.

    Mateo 3:5,6. -Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.-

    Mateo 3:1,2. -En aquellos días vino Juan el Bautista, predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.-

    Hechos 26:15-21. -Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a tí, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquella en que me apareceré a tí, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanas a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados. Por lo cual, oh rey Agripa, no fuí revelde a la visión celestial, sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. Por causa de esto los Judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme.-

    Hechos 19:1-7. -Pablo, despues de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hayando a ciertos discipulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creisteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oido si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué, pues , fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas y profetizaban. Eran por todos unos doce hombres.-

    Lucas 24:45-53. -Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que séais investidos de poder desde lo alto. Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue alzado arriba al cielo. Ellos, despues de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amen.

    Mateo 28:18-20. -Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced “discípulos” a todas las naciones, bautizándolos, en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.-

    Hechos 22:16. -¿Porque te detienes? levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre,- El que creyere y fuere bautizado será salvo, mas, el que no creyere será condenado (Marcos 15:16)

    JESÚS DIJO: “SI NO SE ARREPIENTEN TODOS SE PERDERÁN” (Lucas 13:5)

    UN NIÑO RECIEN NACIDO no tiene ni conciencia, ni entendimiento de sus actos, de ¿QUÉ? se va arrepentír, y mucho menos en ¿QUÉ? va a creer.

    TODO EL QUE LEE este comentario (que es totalmente bíblico)
    ARREPIÉNTASE si no lo ha hecho, y BAUTÍCESE nuevamente como manda la palabra de Dios (conciente de lo que está haciendo);

    Porque el bautismo para recién nacidos jamás ha sido bíblico…..

    ¡¡¡ A DIOS SEA SIEMPRE TODA LA GLORIA !!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.