La bendición de Aarón, también conocida como bendición sacerdotal, era una fórmula prescrita por la ley de Moisés para ser pronunciada como una bendición sobre los sacerdotes, integrantes del sacerdocio aarónico, en el pueblo de Israel.

Uso de la bendición de Aarón o bendición sacerdotal

Los hebreos tenían la tradición de utilizar la bendición de Aarón, o bendición sacerdotal, dos veces al día, en conjunción con los sacrificios de la mañana y de la tarde. De esta manera, al tiempo de representar en los holocaustos el sacrificio expiatorio que el Mesías realizaría en el futuro  también se pronunciaba una bendición sobre el sacerdocio aarónico que ejecutaba estas ordenanzas.

Texto de la bendición sacerdotal

El contenido de la bendición sacerdotal puede localizarse en Números 6:22-27 y las instrucciones que el profeta Moisés recibió de Dios por revelación se pueden apreciar en el pasaje siguiente:

22 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:
23 Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel: Decidles:
24 Jehová te bendiga y te guarde.
25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia.
26 Jehová alce sobre ti su rostro y te dé paz.
27 Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.

Conclusión

El destinatario del contenido de esta bella y poética bendición sacerdotal es el sacerdocio aarónico, tanto en la época de Moisés como en la actualidad. Es Dios quien les bendice y les guarda, y sobre ellos resplandece el rostro del Señor al realizar cada ordenanza, ya sea los holocaustos de la antigüedad o la santa cena de la época actual, todas representaciones del sacrificio expiatorio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.