Por suerte o por revelación: Cómo fue designado el sucesor de Judas Iscariote

Pasaje base

Hechos 1:23–26
23 Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías.
24 Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra a cuál de estos dos has escogido,
25 para que tome el oficio de este ministerio y apostolado, del cual cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.
26 Y echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles.
(Nuevo Testamento | Hechos 1:23–26)

Comentarios sobre Hechos 1:23–26

El apóstol Pedro en la Primera PresidenciaEl llamamiento de Matías se encuentra en el capítulo 1 de Hechos, en los versículos del 15 al 26. En estos versículos, cuidadosamente leídos, podemos encontrar ya a Pedro como figura directora de la Iglesia presidiendo una reunión de la Iglesia. La escena se ubica después de la resurrección y ascensión de Jesucristo y antes de los eventos dramáticos del día de Pentecostés. Podríamos considerar esta ocasión como una reunión general (una conferencia general) de la Iglesia.

El proceso de selección de un nuevo apóstol

En su intervención, Pedro rememora los hechos que condujeron al deceso de Judas y enuncia el precepto, citando Salmos 109:8, de que otro debía de tomar su oficio (el oficio de apóstol), sucediendo a Judas en este ministerio (o, como Pedro dice, “uno sea hecho testigo con nosotros de su resurrección”). Por lo cual podemos darnos cuenta que lo que se buscaba es designar al sucesor de Judas al apostolado. A continuación los apóstoles oraron para pedir la intervención divina en la elección.

Hechos 1:24–25
Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra a cuál de estos dos has escogido,
25 para que tome el oficio de este ministerio y apostolado, del cual cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.
(Nuevo Testamento | Hechos 1:24–25)

De acuerdo con el pasaje, entonces:

  1. El asunto en cuestión era directamente sobre la sucesión de Judas al apostolado;
  2. Los apóstoles tenían autoridad para hacer el llamamiento;
  3. La elección se hizo primeramente solicitando al Señor Jesucristo que hiciera la elección.

¿Fue Matías seleccionado por un juego de azar?

Matias sucesor de judas hechos nuevo testamentoEl versículo final, el 26, ha sido motivo de controversia entre los eruditos bíblicos. Aunque era costumbre entre los judíos tomar decisiones por el método de echar suertes (había de hecho un método para ello, no considerado como azar sino como expresión de la voluntad de Dios y mencionado con cierta frecuencia en el Antiguo Testamento – ver Proverbios 16:33), existen indicios de que este versículo particular se refiere más bien a una votación o consenso (ver, por ejemplo, los comentarios de Jamieson and Faussett).
En la bella obra “Robertson Word Pictures”, que es una reseña del significado de casi cada palabra del griego del Nuevo Testamento, Robertson señala que “los antiguos usaban guijarros para votar, negros para condenar, blancos para absolver”.

¿A qué se refiere la Biblia al decir que Matías fue contado con los apóstoles?

Actualmente, en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuando los líderes responsables de extender un llamamiento han orado a Dios y han recibido una respuesta de Él al respecto, aún así se somete al consenso del pueblo de Dios, con el fin de observar el llamado “principio del común acuerdo” y obrar en unidad respecto a la decisión obtenida por revelación. El resultado final de este proceso, según observa el versículo 26, es que Matías “fue contado con los once apóstoles”, es decir, como el apóstol número doce en el quórum y legal sucesor de Judas. Con respecto a la expresión “contado”, Robertson también señala: “aquí se usa en el mismo sentido que kataritmeo en el versículo 17”. En el versículo 17 se habla de cómo Judas era anteriormente “contado” con los doce. Por lo tanto, Matías fue “contado” de la misma manera.

¿Tenemos evidencia de cada sucesión apostólica en el Nuevo Testamento?

El Nuevo Testamento registra otros cambios posteriores en el Quórum de los Doce, pero no todos. Tampoco se registran los hechos de todos los apóstoles (el libro de Hechos se concentra en realidad en las acciones de Pedro y de Pablo) y la información que tenemos está fragmentada. Jacobo, que junto con Pedro y con Juan formaba parte de un grupo especial y directivo en el apostolado, fue asesinado por Herodes. Esto redujo a once otra vez el Quórum. Sabemos que un homónimo suyo (otro Jacobo) le sucedió en este grupo directivo, retornando a doce el número. A través de esta observación, podemos ver que el propósito del Señor es que el número del Quórum de los apóstoles se mantuviera siempre en doce y que cuando falleciera un apóstol otra persona designada por él a través de revelación le sucediese. No sabemos a quién sucedieron los apóstoles Pablo de Tarso y Bernabé. Hechos 13:1–3 no es el relato de la designación de ellos como apóstoles, sino como misioneros, siendo que el llamamiento de apóstoles no se registra sino hasta algún tiempo después.

Conclusión sobre el llamamiento de Matías como sucesor de Judas

Con base en lo anterior podemos concluir que

a) el llamamiento de Matías al apostolado, como sucesor de Judas, fue extendido por el propio Jesucristo a través de revelación y

b) se estableció una tónica o sistema por la cual se debía preservar la composición e integridad del Quórum de los Doce.

El apóstol Pablo señala en sus escritos que este esquema era parte substancial del cimiento de la Iglesia (Efesios 2:20) y que debía de permanecer hasta que en la Iglesia se pudiera lograr la unidad de la fe (ver Efesios 4). La evidencia histórica muestra que ha distado mucho de lograrse esta unidad, por lo que la existencia de apóstoles sigue siendo igualmente necesaria.