El de Marcos es el evangelio más breve y presenta un cuadro de Jesús que es conmovedor, lleno de acción, y recalca el poder milagroso del Maestro. Por causa de esta descripción dinámica, muchos estudiosos han pensado que Marcos escribía pensando en lectores romanos. Marcos parece haber estado muy cerca de Pedro después de la muerte del Salvador y muchos ven influencia de las narraciones de Pedro en los escritos de Marcos. (“La vida y enseñanzas de Cristo y sus apóstoles”)