El evangelio de Mateo se caracteriza por el gran énfasis en cuanto a cómo la vida de Jesús cumplió la profecía del Antiguo Testamento e incluye muchos discursos importantes del Maestro tales como el Sermón del Monte (Mateo 5-7), un discurso en cuanto a las parábolas del reino (Mateo 13), y un largo discurso criticando a los escribas y fariseos (Mateo 23). Mateo gráficamente describe a Jesucristo como el rey y juez de Israel que enseña con gran poder y autoridad. Su evangelio debe haber tenido mucho poder para los lectores judíos. (“La vida y enseñanzas de Cristo y sus apóstoles”)