Las evaluaciones de daños están en curso en Filipinas y Hong Kong después del Súper Tifón Mangkhut, la tormenta de categoría 5 que azotó a Asia durante el fin de semana.

 

El tifón, conocido como el tifón Ompong en las Filipinas, empacó vientos destructivos y lluvias torrenciales al atravesar el norte de Luzón. Decenas de personas perdieron la vida después de que las fuertes lluvias provocaron deslizamientos de tierra. Treinta y ocho capillas de Santos de los Últimos Días en las áreas afectadas de Filipinas abrigaron a más de 2,000 miembros y amigos de la Iglesia durante el tifón.

En Hong Kong, los miembros y misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han estado trabajando para ayudar a limpiar escombros en la comunidad. Los fuertes vientos rompieron las ventanas de la ciudad, arrancando partes de edificios y techos, mientras que la marea de tormenta inundó hoteles y restaurantes. Ocho centros de reuniones recibieron inundaciones menores junto con daños al paisaje. El Templo de Hong Kong, China, recibió daños menores en el paisaje pero se volvió a abrir.

La situación se está evaluando para determinar exactamente cómo la Iglesia ayudará con los bienes y servicios en asociación con otras organizaciones de socorro. Hasta el momento, se están suministrando frazadas, kits de alimentos, almohadillas para dormir y medicamentos en Filipinas.

El tifón se ha degradado a una depresión tropical a medida que avanza por el sur de China.

Guía de estilo Nota: Al informar sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, utilice el nombre completo de la Iglesia en la primera referencia. Para obtener más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, vaya a nuestra Guía de estilo en línea .


Fuente: http://www.mormonnewsroom.org/article/cleanup-efforts-underway-asia-following-typhoon-mangkhut