Análisis del primer censo de los israelitas

    3
    1642

    La razón del primer censo

    Ya hemos visto cómo es que Israel fue liberado de la opresión de cuatrocientos años en Egipto (Exodo 1-18) y cómo es que, bajo el monte Sinaí, se le proporcionaron convenios, leyes y ordenanzas para su santificación (Exodo 19-40; Levítico 1-27). Ahora, el pueblo de Israel debía ir y conquistar la tierra prometida. El paso inicial era organizarlos, y para ello debían ser distribuidos en compañías. La organización que tenían, en tribus, ya les era natural. Sólo faltaba saber quién dirigiría cada tribu y cuántas personas de guerra la componían.

    La manera en que se ejecutó el censo

    El Señor mandó a Moisés hacer un conteo general, un censo, en que se contara a todos los varones de guerra. Jehová fue específico en la forma en que debía realizarse el censo:

    Haced un censo de toda la congregación de los hijos de Israel por sus familias, por las casas de sus padres, con la cuenta de los nombres por cabeza, todos los varones uno por uno.

    (Antiguo Testamento, Números 1:2 • AT, p. 226)

    “Por las casas de sus padres” quiere decir por tribus. Se contaría a los integrantes de cada tribu. Pero no se contaría a cada persona, sino sólo a los varones “de veinte años para arriba” (Números 1:3), es decir, únicamente a los hombres de guerra, los que podían combatir.

    La excepción especial de la tribu de Leví

    De hecho, los integrantes de la tribu de Leví no serían contados en este primer censo, ya que no se les debía considerar como hombres de guerra. Los miembros de la tribu de Leví habían sido ya escogidos por el Señor con un propósito distinto, muy especial y muy sagrado: la preservación y cuidado del Tabernáculo de reunión. Esta consagración requería que la tribu de Leví fuera considerada aparte.

    El censo de los hijos de Israel

    Al revisar la forma en que fue realizado este censo nos encontramos con un detalle sobre la composición y liderazgo de cada tribu. El Señor mismo escogió a los líderes de tribu, a manera de llamamiento. Luego, se nos informa el número de integrantes de cada una de ellas (Números 1).

    Llama la atención el gran número de integrantes de la tribu de Judá, que era la más numerosa, y el número casi igual de la tribu de José. Al contar a la tribu de José el censo se hizo por separado para sus dos sub-tribus componentes: Efraín y Manasés.

    El orden de campamento y marcha de Israel

    En el capítulo 2 del libro de Números se describe el orden del campamento de Israel, también llamado orden de marcha de Israel. Al estar acampados, el Señor dispuso que el Tabernáculo de reunión estuviese al centro, lo cual tiene un significado simbólico de por sí, ya que el templo debía ser el centro de la vida de Israel. Los integrantes de la tribu de Leví, es decir, el sacerdocio aarónico, debían estar alrededor, resguardando y protegiendo el templo. Entonces, cada grupo de tres tribus ocuparía un lugar bien definido a los lados del Tabernáculo.

    Igualmente, al marchar, seis tribus irían delante y seis detrás del tabernáculo (contando a Efraín y Manasés como si fuesen tribus separadas), con el tabernáculo y el sacerdocio aarónico en medio de la marcha.

    Llama la atención que cada tribu tenía su propia bandera. Se ha supuesto que el emblema de la tribu estaba colocado en la bandera (ver Génesis 49, Deuteronomio 33).

    La obediencia inicial de Israel

    El Señor, pues, mandó a Moisés que contase al pueblo y les organizase. Tanto el capítulo 1 como el capítulo 2 del libro de Números testifican en sus versículos finales que Moisés y el pueblo de Israel fueron obedientes a este mandato del Señor.

    E hicieron los hijos de Israel conforme a todas las cosas que mandó Jehová a Moisés; así lo hicieron.

    (Antiguo Testamento, Números 1:54 • AT, p. 228)

    E hicieron los hijos de Israel conforme a todas las cosas que Jehová había mandado a Moisés; así asentaron el campamento según sus banderas, y así marcharon cada uno por sus familias, según las casas de sus padres.

    (Antiguo Testamento, Números 2:34 • AT, p. 230)

    3 COMENTARIOS

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.