Principales características de Mateo 7

    0
    201

    < Anterior Siguiente >

    Las siguientes son las principales características de Mateo 7. Puedes usar este artículo para fortalecer tu memoria y para concentrarte en puntos sobresalientes sobre este capítulo de las escrituras.

    Contenido

    En este capítulo concluye el Sermón del Monte. El Salvador alienta la oración, señala los dos caminos y pronuncia una advertencia contra los falsos maestros. Amonesta contra el peligro de la hipocresía (la profesión sin fe). Narra la parábola de los dos cimientos.

    Personajes

    Dios, Jesucristo, discípulos de Jesucristo, multitud

    Contribución

    Los discípulos verdaderos de Jesucristo son prudentes al establecer su juicio acerca de otros porque son conscientes de sus propias faltas. También saben guardar confidencias y son persistentes en la oración. Mientras que el discípulo de Cristo se guarda de las falsas enseñanzas y de la hipocresía, se asienta con firmeza en la Roca de Eternidad de la revelación continua, que es la fe en nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

    Palabra clave

    Sermón del Monte 3 (también podría elegirse “dos caminos”, ya que se establecen aquí varias dicotomías, ver Mateo 7:13, 24, 26)

    Versículos notables

    Mateo 7:7

    Este versículo enfatiza en forma notable el poder de la oración. Jesús usa el paralelismo para impulsar tres verbos de acción y establecer los resultados, demostrando la confianza que se puede tener en la oración al Padre. Todo se puede confiar en las manos de Dios.

    Mateo 7:12

    Este versículo es conocido como “la regla de oro”. Es la expresión del segundo gran mandamiento y establece la regla máxima de la reciprocidad como reflejo del amor perfecto.r

    Mateo 7:28-29

    El final del Sermón del Monte contiene una gran lección para todos los que han sido llamados a la enseñanza dentro de la Iglesia verdadera de Jesucristo. No importa la multiplicación de palabras, a la manera de los escribas, ya que Jesucristo enseñaba de una manera diferente. Jesucristo no enseñaba por medio de palabras únicamente, sino con poder y autoridad, y estas provienen de haber sido llamados por Dios “por profecía y la imposición de manos”, de la manera correcta. Nadie que se autodesigne o que no sea llamado bajo las llaves del sacerdocio restaurado, tal como ha sido revelado en los últimos días, puede reclamar este poder y autoridad.

    Hechos notables

    El versículo 22 muestra que habrá predicadores que, sin importar sus elocuentes palabras, en el momento del juicio serán rechazados por su falta de piedad, de amor y de servicio. Nos enseña a vivir el evangelio, en lugar de simplemente profesarlo.



    Capítulos de las Escrituras relacionados con este comentario

    Mateo 07El Sermón del Monte, tercera parte

    < Anterior Siguiente >