¿Por qué la ruta de Abraham tiene una forma tan curiosa?

    0
    184
    Esta entrada es la parte 1 de 2 en la serie Génesis 12
    En la ruta de Abraham, este se dirigió primeramente hacia el norte.
    En la ruta de Abraham, este se dirigió primeramente hacia el norte.

    ¿Por qué la ruta de Abraham tiene una forma tan curiosa?

    ¿Qué es la ruta de Abraham?

    Llamamos “ruta de Abraham” al camino que siguió Abraham para llegar desde Ur de los caldeos a la tierra de Canáan. Cuando Abraham vivía en Ur, fue llamado por Dios para dejar la tierra de los caldeos y viajar a Canáan, la cual sería establecida como una tierra prometida para él y para su descendencia. Abraham fue obediente a Dios, saliendo junto con su familia, la cual incluía a su padre y a sus hermanos, y siguiendo una ruta específica.

    ¿Qué ruta siguió Abraham para llegar a la tierra prometida?

    En lugar de seguir la ruta directa, Abraham se dirigió primero al noroeste. Por un tiempo, su padre Taré y él se establecieron en un lugar, situado junto al río Balih, en el norte de Mesopotamia, al que nombraron Harán, tal como se llamaba uno de sus hermanos que había fallecido antes (Génesis 11:31; Génesis 12:1; Génesis 12:5). La muerte de Taré, el padre de Abraham, se produjo en 2091 a.C., en Harán, y sirvió como señal para continuar el viaje. Abraham tenía entonces 75 años de edad y siguió la jornada acompañado de su esposa, Sarai, su sobrino Lot y los siervos que había adquirido en Harán (Génesis 12:5).

    Al llegar a la tierra prometida se asentaron primero en un lugar llamado Betel, en Beerseba. Allí fue que Dios hizo un convenio con Abraham indicándole que sería el padre de una descendencia inumerable a través de la cual serían bendecidas todas las naciones del mundo (Génesis 12:1-3). Adicionalmente, Dios le dio la tierra de Canáan a Abraham y a sus descendientes (Génesis 12:7).

    ¿Qué forma tiene la ruta de Abraham?

    Al revisar sobre el mapa la ruta seguida por Abraham vemos que partió desde Ur de los caldeos, se dirigió a Harán, hacia el noroeste, y luego hacia el sureste. Esta ruta forma una figura de campana, trazada de derecha a izquierda, y llama la atención de aquellos que estudian la Biblia las primeras veces.

    ¿Por qué no siguió Abraham una ruta directa hacia la tierra prometida?

    En la escuela nos enseñan que la ruta más corta entre dos puntos es la que los une por medio de una línea recta. Lo que llama la atención del lector es que la ruta que siguió Abraham traza una curva que parece al principio alejarlo de la tierra prometida. Si Abraham conocía desde el principio su destino, ¿por qué decidió seguir una ruta tan curiosa?

    La razón tiene que ver con los accidentes geográficos del lugar. Abraham y su familia tomaron la ruta de Harán porque esta seguía los ríos, en lugar de intentar hacer su camino por medio de atravesar el vasto desierto lleno de peligros. Tenemos evidencia en las escrituras de que Abraham fue conducido por Dios desde el principio, por lo que Dios señaló a Abraham la ruta más salva por la que podía dirigirse.

    Abraham nos enseña una importante lección: cuando nos mantenemos cerca de Dios y nos dirigimos a él en busca de respuestas, él también puede conducirnos por la ruta más segura para que nosotros podamos obtener sus promesas. Aún cuando esta no nos parezca siempre la ruta más directa, podemos confiar en él y aceptar su dirección.

    Esta entrada es la parte 1 de 2 en la serie Génesis 12