¿Cuál fue la duración de cada día de la Creación de la tierra?

    0
    98
    También debes leer
    Cómo era el estado anterior a la Creación del mundo
    Esta entrada es la parte 2 de 5 en la serie Génesis 01
    ¿Cuál fue la duración de cada día en la Creación de la tierra?
    Fuente de la imagen: Pexels / Pixabay

    ¿Cuál fue la duración de cada día en la Creación de la tierra?

    El uso de días en la Creación marca el inicio de la medición del tiempo en la historia humana, pero ¿sabemos cuánto duró cada día de la Creación?

    Puede que sea una sorpresa saber que no hay una doctrina oficial ni postura uniforme en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días acerca de la duración de los días de la Creación. Aunque el Señor no ha revelado en forma directa, a través de sus profetas y apóstoles, cuánto era la duración exacta de un día durante la Creación, las Escrituras proveen algunas pistas útiles. Con base en estas pistas existen tres interpretaciones que han sido favorecidas por los eruditos SUD y utilizadas por las Autoridades de la Iglesia[1].

    1. Un día es equivalente a un día actual.

    En la primera postura, algunos sostienen que cada día de la Creación duraba lo mismo que uno de los nuestros en nuestra época. Quienes sostienen esta postura creen que si el hombre, con su limitada capacidad, experiencia y poder, puede crear invernaderos y controlar las condiciones para acelerar el crecimiento de las plantas, Dios, con sus capacidades ilimitadas, podría desarrollar esta tierra en siete periodos de Creación que durarían en total una semana de nuestra era.

    2. Un día es igual a mil años.

    Con bases más fundamentadas en las Escrituras, muchos Santos de los Últimos Días combinan las historias de la Creación que se encuentran en el Génesis con la visión dada a Abraham que se encuentra registrada en la Perla de Gran Precio. Esta visión explica que una revolución de la estrella gobernante más cercana al Señor, Kolob, era igual a mil años según el tiempo de la tierra (Abraham 3:4). Si esta misma relación de tiempo es la que existió antes de los días de Abraham y de la Caída de Adán (y de la tierra), entonces es aceptable suponer que cada día de la Creación se medía conforme al tiempo de Kolob y que sería el equivalente actual de mil años.

    3. Un día equivale a un periodo de tiempo de duración indefinida

    La tercera postura es algo más elaborada. Algunos SUD notan que en Abraham 4 se le da un tratamiento especial al tiempo. Abraham usa la palabra “ocasión” para sumarizar los resultados de la Creación (ver Abraham 4:5; Abraham 4:8; Abraham 4:13; Abraham 4:19; Abraham 4:23; Abraham 4:31; Abraham 5:2–3 y Abraham 5:13). A cada “ocasión” o “vez” se le llama “día”. Suena como si la palabra “día” fuera un hito en el proyecto de la Creación, en vez de un periodo de tiempo definido. Incluso podría ser que cada “día” tuviese una duración distinta. En este sentido, la palabra “día” parece ser usada por Abraham de manera similar a la expresión “en nuestro día”, queriendo referirse a nuestra era moderna, sin especificar duración.

    También debes leer
    Resumen del capítulo de Génesis 2, en la Biblia
    También debes leer
    Cómo era el estado anterior a la Creación del mundo

    Este punto de vista también toma en cuenta que los geólogos y científicos dedicados al estudio de la tierra, así como otros especialistas, reconocen usualmente la misma secuencia general de la formación de la tierra que se expone en las Escrituras concerniente a la Creación, pero con la peculiaridad de duraciones distintas de miles y millones de años para cada etapa.

    Conclusión

    El Señor no ha revelado aún en las Escrituras muchos detalles específicos de la Creación, tales como la duración exacta del proceso y sus etapas. Es importante notar cuáles son las preguntas que Él sí ha respondido. Él no nos dice cuánto le tomó la Creación, pero enfatiza quién creó esta tierra (Dios) y por qué lo hizo (para que tanto el hombre como la mujer pudiesen alcanzar la inmortalidad y la vida eterna). Eventualmente llegaremos a conocer las respuestas a todas las preguntas que podamos tener sobre la Creación, pero por ahora es importante reconocer quién es el Creador y por qué organizó esta tierra y nos permitió vivir en ella.

    Bibliografía y notas finales


    1. Victor L Ludlow, “Unlocking the Old Testament”,1981.  ↩
    Esta entrada es la parte 2 de 5 en la serie Génesis 01
    También debes leer
    Cómo era el estado anterior a la Creación del mundo