La doble misión de Juan el Bautista

    8
    172
    También debes leer
    Cómo cambia el tratamiento del reino de Dios en el evangelio de Mateo
    Esta entrada es la parte 1 de 3 en la serie Marcos 01
    La doble misión de Juan el Bautista
    PeteLinforth / Pixabay

    Los primeros ocho versículos del evangelio de Marcos describen la doble misión de Juan el Bautista. En particular, Marcos cita una profecía al principio de su evangelio que delinea esta misión.

    Marcos 1:2–3
    2  Como está escrito en Isaías, el profeta:
    He aquí yo envío a mi mensajero delante de tu faz,
    que preparará tu camino delante de ti.
    3  Voz del que clama en el desierto:
    Preparad el camino del Señor;
    enderezad sus sendas.
    (Nuevo Testamento | Marcos 1:2–3)
    En primer lugar, hay que entender el sentido de esta escritura. La figura de “el mensajero delante de tu faz” es la de un heraldo proclamando la llegada de su rey. Un heraldo viaja por anticipado al lugar donde el rey se presentará y realiza todos los preparativos necesarios.
    En este caso, los preparativos necesarios incluían “enderezar las sendas” de Israel. Juan el Bautista se presentó en un momento de franca apostasía. Habían pasado unos 460 años desde el retorno de Israel de Babilonia y unos 470 años desde la época de Malaquías, el último profeta del Antiguo Testamento. Israel había sufrido desviaciones de la fe y luchas internas y había sido cautivo de dos importantes imperios (el griego y el romano) que habían dejado su impresión cultural en el pueblo. Muchas cosas se habían perdido y desviado, y Juan el Bautista ciertamente necesitaba ayudar al pueblo de Israel a “enderezar sus sendas” para “preparar al Señor un pueblo bien dispuesto”.
    Esta faceta de Juan, su predicación para enderezar las sendas del pueblo le convierte en un restaurador del evangelio. Juan el Bautista fue a la época de Jesucristo lo que José Smith es a la nuestra: un heraldo que procede a la restauración del evangelio para preparar la venida del Señor.
    De manera que la doble misión de Juan el Bautista, descrita en los primeros ocho versículos de su evangelio y delineada por esta profecía consiste en ser:
    1. Un restaurador, y a la vez
    2. Un heraldo

    Mañana revisaremos más de cerca esta profecía, para platicar de un asunto interesante: ¿por qué atribuye Marcos esta profecía a Isaías? Nos vemos mañanita.

    También debes leer
    ¿Qué testimonios antiguos avalan la autenticidad de los evangelios?
    Esta entrada es la parte 1 de 3 en la serie Marcos 01
    También debes leer
    La profecía de Isaías que no es de Isaías
    También debes leer
    Cómo cambia el tratamiento del reino de Dios en el evangelio de Mateo