Resumen del capítulo de Génesis 35, en la Biblia

    0
    6
    También debes leer
    Las escrituras que Moroni enseñó a José Smith
    Esta entrada es la parte 2 de 2 en la serie Génesis 35
    Esta entrada es la parte 35 de 41 en la serie Resúmen de capítulos de Génesis
    Raquel murió cerca de Belén, al dar a luz a Benjamín.
    Raquel murió cerca de Belén, al dar a luz a Benjamín.

    En Génesis 35 vemos que Jacob fue amonestado por Dios a través de revelación para salir de las cercanías de Siquem y retornar a Bet-el. Bet-el, a unos 40 kilómetros al sur[1], era el lugar sagrado en el que Jacob había tenido una visión y al cual había prometido regresar. En sus funciones, Bet-el operaba como un templo, y Jacob había hecho la promesa de volver allí y dar a Dios los diezmos de su prosperidad. Sin embargo, había tardado en realizar su promesa. Dios le manda que vaya allí y edifique un altar. El templo es la casa de Dios y para ir al templo hay que purificarse. Realizó una rebelión entre todos los integrantes de su campamento, instándoles a deshacerse de los ídolos y amuletos (“zarcillos”) y escondiéndolos bajo una encina, un árbol que era considerado sagrado por los lugareños, por lo que no se atreverían a desenterrarlos. Habiendo limpiado así las impurezas, Jacob condujo a su pueblo a Bet-el, siendo protegido por Dios de los habitantes del lugar (Génesis 35:5), y edificó a Dios el altar que le había mandado. Dios confirma entonces sobre Jacob su nombre nuevo y, con él, las bendiciones del convenio de Abraham .

    Tres muertes se lamentan en este capítulo. En las cercanías de Bet-el muere Débora, criada de Rebeca. Raquel, la esposa más amada de Jacob, muere en trabajo de parto al dar a luz a su segundo y último hijo, Benjamín. Esto sucede en las cercanías de un lugar llamado Efrata, al cual conocemos actualmente como Belén. Jacob alcanza después a su padre Isaac en Mamre, a tiempo para acompañarle en su muerte y sepultarle en colaboración con su hermano Esaú. Estas tres pérdidas, sucedidas en corto periodo de tiempo, deben haber pesado gravemente sobre el corazón de Jacob.

    En Génesis 35:22–26 se nos provee una utilísima enumeración de los hijos de Jacob, enunciándolos por esposa y por orden de nacimiento. También se nos informa, en el versículo 22, de una grave transgresión de Rubén, el hijo mayor, por la cual perdería las bendiciones de la primogenitura en el momento de recibir su bendición patriarcal (ver Génesis 35:22; Génesis 49:3–4).

    Bibliografía y notas finales


    1. Roberto Jamieson, A. R. Fausset, y David Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia – tomo 1: El Antiguo Testamento. (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones, 2003).  ↩
    También debes leer
    Resumen del capítulo de Génesis 17, en la Biblia
    Esta entrada es la parte 2 de 2 en la serie Génesis 35
    Esta entrada es la parte 35 de 41 en la serie Resúmen de capítulos de Génesis
    También debes leer
    Resumen del capítulo de Génesis 13, en la Biblia
    También debes leer
    Resumen del capítulo de Génesis 13, en la Biblia