Cómo era el Arca de Noé

La palabra hebrea “tebah”, que significa caja o cofre, se utiliza para designar la enorme embarcación que Dios mandó construir a Noé con el fin de preservar la vida humana y animal ante el cataclismo del diluvio universal, conocida como “el arca de Noé”. Su descripción aparece por vez primera en Génesis 6:14–16.

14 Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.

15 Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura.

16 Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.

Este arca sería el medio para la preservación de la vida, en donde ocho personas selectas y una pareja de cada clasificación animal podrían salvarse del desastre.

18 Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo.
19 Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán. (Génesis 6:18–19)

Menciones al Arca de Noé en el Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento hace referencia al arca en tres ocasiones:

 

 

3 COMENTARIOS