Nefi era un hombre de inmenso valor, bendecido en medio de las aflicciones
Nefi se sentía bendecido por encima de sus aflicciones. Imagen: geralt / Pixabay

Pregunta

El primer versículo del Libro de Mormón explica que Nefi conoció “muchas aflicciones durante el curso de su vida” y sin embargo sentía que había sido “altamente favorecido del Señor todos [sus] días”. ¿Cómo pudo ser esto?

Respuesta

Nefi aprendió del evangelio de Cristo, que le dio el poder para transformar sus aflicciones en experiencias útiles y que le transformaron hasta lograr una conversión. Esto, finalmente, llenó de gozo su corazón, al grado de poder agradecer a Dios.

En el mismo versículo, Nefi expone el resultado que sus aflicciones produjeron en él. Al aceptar la guía del Señor a través de sus aflicciones Nefi logró “un conocimiento grande de la bondad y los misterios de Dios”. En otras palabras, Nefi no sufrió por sufrir, ni se volvió frustrado y amargo a causa de sus aflicciones, sino que las tomó por experiencia y solicitó la ayuda de Dios para aprender de ellas.

Al ser librado por la mano de Dios logró obtener un testimonio de que Dios socorre a todos aquellos que se acercan a Él (un testimonio de la bondad de Dios). Al mismo tiempo, las aflicciones impulsaron a Nefi a orar frecuentemente, y como resultado recibió muchas respuestas de Dios en forma de revelación (un conocimiento de los misterios de Dios). Esta revelación incluyó muchas visiones, incluso aquella en que vio el ministerio de Jesucristo, la apostasía, la restauración y el recogimiento (1 Nefi 11-15).

 

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here