Al principio del libro de Éxodo se describe que los hijos de Israel se fortalecieron mucho en Egipto, y que se multiplicaron tanto que la tierra se llenó de ellos. ¿A qué tierra se refiere y cómo puede ser que se multiplicaran de manera tan extraordinaria?

Análisis

En el libro de Génesis se nos relata como fue que José consiguió que Faraón les proporcionara a los israelitas la tierra de Gosén. Ubicada al norte de Egipto y en pleno delta del Nilo, esta tierra aún se aprecia en los mapas como una mancha verde que contrasta con la mayor aridez del territorio que le rodea. Es que allí crece con mucha facilidad todo tipo de vegetación, por lo que es ideal para sembrar y también para pastura. Los hijos de Israel pudieron prosperar allí con mucha facilidad hasta que se vieron esclavizados por los egipcios.

Pero hay otro aspecto de la tierra de Gosén que puede sorprendernos un poco, y es que no sólo las plantas eran fértiles allí. Los eruditos bíblicos Jamieson y Fausset describen en su comentario bíblico que las mujeres de la región solían tener tres o incluso cuatro hijos por parto. Esto es interesante, porque fue un cumplimiento parcial de la promesa de la posteridad hecha por Dios como parte del convenio de Abraham.

Conclusión

Los hijos de Israel Israel fueron bendecidos en varias maneras durante los años que estuvieron en Egipto. Se puede mencionar que prosperaron económica y culturalmente, y que se multiplicaron hasta hacerse una nación sólida y fuerte. Fue esta solidez y fortaleza lo que despertó los temores del nuevo Faraón, la razón por la que temió su crecimiento, concibiendo entonces la idea de reducirles a la esclavitud para que no prosperasen más.

Citas citables

Los hijos de Israel fructificaron – Vivían en una tierra donde, de acuerdo al testimonio de un autor antiguo, las madres a veces producían tres y cuatro [hijos] en un [sólo] nacimiento; y un escritor moderno declara que ‘las hembras en Egipto, tanto entre los seres humanos como entre los animales, sobrepasaban a todas las demás en fertilidad’. A esta circunstancia natural debe agregarse el cumplimiento de la promesa hecha a Abraham” – Jamieson y Fausset

Bibliografía

  • Commentary Critical and Explanatory of the Whole Bible, por Robert Jamieson, Andrew Robert Fausset y David Brown.

2 COMENTARIOS

    • Sí, existe evidencia fragmentada, pero útil, para respaldar la existencia del Exodo y de la conquista, y estudios serios que se han dedicado a recopilar esa evidencia. Lamentablemente, estos estudios se han publicado mayormente en los periódicos científicos y no en la prensa popular, que es la razón por la que muchos los desconocen. Por supuesto, falta mucho camino por recorrer y mucho por encontrar, pero existe un prometedor punto de partida.

      Por poner un ejemplo, y para proveerte un punto de partida, puedes consultar los trabajos de Hendrick J. Bruins y Johanes Van der Plicht, publicados en el periódico británico Naturaleza. Puedes revisar también el filme de Tim Mahoney «Patrones de evidencia: el Éxodo», donde se hace una recopilación de numerosas evidencias.