Hola, si has seguido el Plan de estudio diario del Antiguo Testamento te encuentras ahora estudiando el libro de Job. ¡Qué maravilloso avance has tenido! En caso de que te encuentres retrasado y desees recuperarte, o si deseas repasar las asignaciones pasadas, recuerda que siempre podrás encontrarlas en este enlace que te conviene agregar a tus marcadores. Esa página se actualiza diariamente con todas las asignaciones.

Es posible que te hayas dado cuenta de que las asignaciones están también apareciendo en la página de la Revista SUD en Facebook. Esa posibilidad se presentó apenas en la primera semana de enero y yo también quedé sorprendido y me gustó, así que se publicarán allí al menos unas semanas. Estará bien que le des like o te suscribas a esa página. ¿Por qué inscribirte al boletín entonces? Sinceramente, te recomiendo suscribirte al boletín por correo electrónico simplemente porque no confío en Facebook. Facebook oculta mensajes a conveniencia (te podría explicar con base en qué lo hacen) e impide en muchas ocasiones las publicaciones nuevas. De manera que no te sorprenda que no encuentres las publicaciones aún cuando acabes de verlas. El correo electrónico permanece en tu buzón, donde puedes consultarlo cuando quieras y es mucho, mucho más confiable.

Como deseo que mi comentario sea breve, termino con una sugerencia. Te recomiendo enfáticamente leer el artículo “Por qué las Autoridades Generales nos piden estudiar el Antiguo Testamento“, que acabo de traducir para tí. En él, la Presidencia de la Escuela Dominical no sólo nos da razones que nos alientan a estudiar el Antiguo Testamento, sino que también proporcionan 4 valiosos consejos para mejorar nuestro estudio… y verás que van muy de la mano con tu estudio actual en los Biblicomentarios. ¡Deseo que disfrutes mucho tus descubrimientos en el Antiguo Testamento!

P.D.: Ah, por cierto, anticipándome a los funerales del presidente Thomas S. Monson, he preparado una serie de artículos que se estarán desplegando entre hoy y mañana. ¡Que te ayuden a incrementar tu conocimiento de este gran siervo del Señor!

Sigue aprendiendo
Por qué las Autoridades Generales nos piden estudiar el Antiguo Testamento