“Sin duda, los criterios para la designación de carne limpia e inmunda incluían factores sanitarios y nutricionales, pero no conocemos todas las razones. Casi todas las bestias y aves ‘inmundas’ eran carnívoras. Algunas carnes podían causar enfermedades si no se cocinaban minuciosamente, y ése debe haber sido un factor”

Bibliografía

  • Rasmussen, Ellis T. (1993): A Latter-day Saint Commentary on the Old Testament.