En total, Jacob permaneció en Siria durante veinte años, catorce años por las dos jóvenes y seis más por el ganado que obtuvo de Labán. Durante ese tiempo también se casó con las dos doncellas de sus esposas, y por las cuatro mujeres ahora tenía once hijos.” (Mark E. Petersen, Joseph of Egypt).