La Iglesia emitió la siguiente declaración el viernes 8 de diciembre de 2017 por la tarde con respecto a los incendios forestales que azotan el sur de California. Los bomberos están luchando contra seis grandes incendios en California que se ven alimentados ​​por los continuos vientos de Santa Ana.

El impacto de los incendios en el sur de California en las comunidades locales ha sido severo y devastador. Dos edificios de la Iglesia en el área se están utilizando como centros comunitarios temporales y estamos en contacto con organizaciones de apoyo para entender en dónde la Iglesia puede ser más útil. Algunos edificios de la Iglesia sufrieron daños menores por el humo, pero hasta ahora ninguno se ha visto destruido. Los miembros de la iglesia han sido contados y se encuentran a salvo, pero varios han perdido sus hogares como resultado de los incendios. Los líderes de la Iglesia local están evaluando las necesidades de la comunidad y haciendo planes para ayudar en refugios locales y lugares de alimentación este fin de semana. Las evaluaciones están en curso ya que quienes fueron los primeros en responder trabajan para controlar los incendios.

Todos los misioneros en el sur de California han sido contados y se encuentran a salvo, aunque los incendios en California aún continúan. Sin embargo, las condiciones han requerido la evacuación de algunos misioneros. Esto incluye a 30 misioneros jóvenes y tres parejas mayores en la Misión California Ventura y seis misioneros en la Misión Arcadia de California, todos los cuales han sido trasladados temporalmente a otras áreas de proselitismo. Además, el presidente de la Misión de California Ventura y su esposa han sido evacuados de su hogar.

Oramos por quienes han sido los primeros en responder, que trabajan incansablemente para luchar contra los incendios y para todos los afectados por este desastre.

Sigue aprendiendo
La Iglesia de Jesucristo SUD ofrece socorro y apoyo tras el terremoto en el sur de México