Jesús es encontrado entre los doctores de la ley

El pasaje de Lucas 2:46-47 es el que siempre nos llama más la atención sobre el evento de los doce años de Jesús, pues pone de manifiesto la naturaleza extraordinaria de este tan joven muchacho de Nazaret:

El carácter extraordinario del joven Jesús de Nazaret

El hecho de que estuviese sentado en el templo y entre los doctores de la ley no era extraordinario. Había ido a Jerusalén a vivir lo que ya le correspondía de acuerdo con su edad y esta circunstancia era perfectamente natural para un jovencito que cumplía los doce años. La frase “en medio de los doctores de la ley” (o, como se traduciría literalmente, “los maestros de la ley”) no indica que le hayan puesto en ningún lugar principal, sino, literalmente, en medio (ver otro uso de la misma frase en Juan 8:3). Lo extraordinario, sin embargo, consistía en la sabiduría desusada con que estaba conversando con ellos.

“La significancia de esta aparición del joven en el templo no radica en el hecho de su ocurrencia, sino en la sabiduría divina manifestada por él en su conversación y en el testimonio que dio de su propia divinidad” (Bruce R. McConkie. Doctrinal New Testament Commentary, traducción libre por Juan Pablo Marichal).

Si bien nuestra Biblia Reina Valera dice que él les oía y preguntaba, la Traducción de José Smith invierte los papeles, señalando que “éstos le oían y le hacían preguntas” (JST, Lucas 2:46). Es decir, que eran ellos los que oían y preguntaban. ¡Qué agradecidos estamos por lo revelador que es este pasaje incluido por Lucas y que extraordinario el carácter de Jesús a sus doce años de edad!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here