“En el Antiguo Testamento, el término lepra se refiere a diversas condiciones y enfermedades de la piel. Las instrucciones que se dan en Levítico 13  proporcionaban a los sacerdotes la manera de diagnosticar la lepra y las pautas para ayudarlos a determinar cuándo una persona había dejado de estar infectada y ya no era contagiosa.”

Bibliografía

• "Antiguo Testamento: Manual del maestro de seminario", por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días,

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, agrega tu comentario!
Por favor, escribe aquí tu nombre