“En los animales aceptables, que había obtenido mediante su propio cuidado y esfuerzo, y eran parte de su rebaño corriente, así como en el producto obtenido a través de la obra de sus manos en el campo y en la viña, de lo cual sacaba su sostén, el israelita ofrecía…el alimento que obtenía en el ejercicio de su llamamiento ordenado de Dios, como símbolo de alimento espiritual que perdura para vida eterna (véase Juan 6:27; 4:34) y que nutre tanto al alma como al cuerpo para vida imperecedera en hermandad con Dios…En esta forma los dones del sacrificio adquieren carácter representativo y denotan la entrega total del hombre, con todo su trabajo y lo que produce, a Dios.”

Bibliografía

  • Keil y Delitzsch: Commentary.

 

Sigue aprendiendo
El significado de la palabra sacrificio