“Cuando Dios nos creó hizo que este mundo fuera como un templo. Un templo en el mundo antiguo era donde Dios vivía. Entonces diríamos que construyó este mundo como un lugar para vivir, no porque necesitara un lugar para vivir, sino porque su plan era crear personas para vivir con él aquí. La obra del Espíritu de Dios en Génesis 1: 2 muestra su presencia incluso en las etapas iniciales de la creación, hasta que Edén fue establecido como el primer lugar de la presencia de Dios. Adán y Eva fueron puestos en el Edén para estar con Dios y en relación con él. Desafortunadamente, el camino de la desobediencia llevó a la ruptura de la relación y la pérdida de acceso a la presencia de Dios. Génesis 4:26 informa que las personas comenzaron a invocar el nombre de Dios, una indicación de que estaban invocando su presencia, porque se dieron cuenta de lo que habían perdido”.

Bibliografía

Originally posted 2017-10-28 07:23:36.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, agrega tu comentario!
Por favor, escribe aquí tu nombre