A Aarón le corresponde el honor como perpetuo recordatorio a través de todas las generaciones de que su nombre sea usado para identificar el sacerdocio menor, Levítico o Sacerdocio Aarónico. (DyC 84:18-27; 107:1-20.) Como poseedor del Sacerdocio de Melquisedec, Aarón mantuvo una posición prominente de líder entre los élderes. (Exodo 18:12; John Taylor, Items on Priesthood, p. 5.) Por cierto con Moisés, Nadab, Abihu y setenta de los ancianos de Israel, Aarón vio al Dios de Israel antes de la existencia de la orden de Aarón: y cuando “Moisés subió al monte de Dios” Aarón y Hur quedaron en una posición de presidencia sobre los otros ancianos (Exodo 24). Pero cuando los mandamientos de la ley carnal fueron “añadidos” al evangelio “por causa de las transgresiones” entonces Aarón  y  sus  hijos fueron elegidos para llevar este sacerdocio por el cual la ley menor es administrada (Gálatas 3.) La posición de Aarón pasó a ser comparable ala del Obispo Presidente de la Iglesia (John Taylor, Items on Priesthood p. 5.) También antes de la institución del Sacerdocio Levítico, Aarón fue elegido por el Señor para actuar como un ministro y un portavoz para Moisés, su hermano menor (Exodo 4; 5; 6; 7; 8; 9; 10; 11, 12; 16). Después del comienzo de   la orden del Sacerdocio Aarónico, Aarón y sus hijos fueron ungidos sacerdotes de Israel. (Exodo 28; 29; 30; Núm. 3; 4).

El llamamiento de Aarón permanece como perfecto ejemplo de elección de administradores legales para realizar la obra del Señor; aún desde ese día, la legalidad de la administración sacerdotal ha sido determinada si el ministro profesante era “llamado por Dios, como lo fue Aarón” (Heb. 5:4; DyC 27:5; 132:59.) Esto es, por revelación y ordenación y con total aprobación del cuerpo de los verdaderos adoradores del Señor.[1]

Bibliografía

[1] Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona,.

Originally posted 2018-02-18 01:57:00.