Durante una entrevista con Jana Riess, el creador de “Despicable Me” (Mi villano favorito) y de los minions habló sobre cómo llegó a ser miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y cómo ha representado la fe en sus películas.

Cinco Paul creció asistiendo a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con su madre y se bautizó poco antes de asistir a Yale.
Fue durante las reuniones de la Iglesia que conoció a Ken Daurio, quien se convirtió después en el compañero con quien escribiría libretos de cine. Ambos coincidieron en su sentido de la importancia de representar la fe en el cine. Así, por ejemplo, en “Despicable Me” (Mi villano favorito) decidieron incluir una escena en que las tres pequeñas niñas se reúnen para hacer una oración.

“En verdad deseábamos que se mantuviera esa escena”, le comentó Paul a Riess. “La religión es una parte muy relevante de la vida de la gente y rara vez es representada con fidelidad en el cine y en la televisión“.
De acuerdo con el blog de Jana Riess (Religion News Service), Cinco Paul no estuvo involucrado en la producción de la nueva película “Minions”, que se está estrenando ahora, pero estará de regreso para “Despicable Me 3″ en 2017.
Puedes leer la entrevista completa con Cinco Paul (en inglés, of course) aquí.