“Ciertamente, verter la sangre de un animal no beneficiaría a nadie, a menos que se hiciese como imitación o símbolo o explicación de lo que se iba a ofrecer por medio del don de Dios mismo; y esto debería hacerse fijando su vista hacia adelante, con fe en el poder de ese gran Sacrificio para la remisión de los pecados”

Bibliografía

  • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. (2007). Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith.

Originally posted 2018-02-25 13:09:36.