“En las Escrituras, la palabra inmundo se puede referir tanto a la impureza física como a la espiritual. Además, en la ley de Moisés, “la inmundicia se refería a la condición de ser ceremonial o ritualmente impuros” (véase Bible Dictionary, “Clean and unclean”). Por ejemplo, Levítico 12  enseña que las mujeres que habían dado a luz eran declaradas inmundas. Eso no significa que la madre fuera indigna por causa de pecado o maldad, sino que el tiempo de purificación permitiría a la madre recuperarse del alumbramiento. Durante ese tiempo, ella estaría aislada y separada del resto del campamento. Cuando el tiempo estipulado hubiese pasado, ella llevaría el sacrificio animal correspondiente al tabernáculo. Luego, el sacerdote realizaba la ofrenda, después de la cual la mujer era declarada limpia y entonces podía volver a participar en las ceremonias y rituales de la ley de Moisés.”

Bibliografía

  • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: Antiguo Testamento: Manual del maestro de seminario.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, agrega tu comentario!
Por favor, escribe aquí tu nombre