El apóstol de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, élder Robert D. Hales, ha sido hospitalizado por varios días, con atención médica continua que le impedirá asistir a las sesiones de la conferencia general este fin de semana, anunció hoy la Iglesia.
“El élder Robert D. Hales fue ingresado en el hospital hace varios días para el tratamiento de enfermedades pulmonares y de otras afecciones”, dijo Eric Hawkins, portavoz de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. “Para permitir la continuidad de su atención médica, sus médicos han determinado que no debe participar en la conferencia general de la Iglesia este fin de semana”.
El élder Hales fue sostenido como miembro del Quórum de los Doce Apóstoles el 2 de abril de 1994. Fue llamado como autoridad general de la iglesia el 4 de abril de 1975, sirviendo primero como asistente del Quórum de los Doce y más tarde como miembro del Primer Quórum de los Setenta. Fue Obispo Presidente de la Iglesia desde abril de 1985 hasta su llamado al Consejo de los Doce Apóstoles.
Los desafíos de salud que enfrentó hace seis años dieron como resultado que el élder Hales no participara en la conferencia general de abril de 2011. Regresó a hablar en la conferencia de octubre de 2011, pero lo hizo desde su silla en lugar del púlpito. Su participación motivó una declaración de la Iglesia SUD tras la conferencia.
“Muchos miembros de la iglesia han expresado su preocupación e interés por el élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce Apóstoles, quien a principios de este año sufrió problemas de salud que afectaron su movilidad y resistencia, por lo que no pudo hablar en la conferencia general de abril de 2011. Su presencia en la conferencia general de octubre es una indicación de la mejora que ha tenido desde que surgieron los problemas”, dijo el comunicado.
“El élder Hales dijo:” Continúo trabajando con médicos y fisioterapeutas para recuperar mis fuerzas y estoy agradecido por la fe y las oraciones que me han permitido participar en la conferencia general y reanudar mis responsabilidades. Estoy agradecido por las amables expresiones de amor y apoyo que me han mostrado y por vuestras continuas oraciones “.
“Como él tan poderosamente enseñó en la conferencia general, el élder Hales continúa orando al Señor cuando enfrenta este reto de salud”.
En los años transcurridos, el élder Hales ha hablado en conferencias generales y en nuevos seminarios de presidentes de misión. En julio de este año, recibió un importante premio.
Traducción y adaptación por Juan Pablo Marichal Catalán

Artículos relacionados

Sigue aprendiendo
Resumen del discurso del élder Ronald A. Rasband en la Conferencia General SUD de octubre 2017