Tal vez no te habías dado cuenta, pero en los últimos años de su vida, el élder Robert D. Hales usó siempre la misma corbata cada vez que hablaba en una conferencia general. Para muchos este hecho pasó desapercibido, para otros era un pequeño misterio. Recientemente, el élder Neil L. Andersen compartió en su muro de Facebook la conmovedora historia que provocó ese hecho:
“Amo al élder Robert D. Hales. Al acompañarle en su último descanso el día de ayer, se dijo mucho sobre su vida tan increíble; los aspectos como atleta, piloto de jets de combate, hombre de negocios, marido y padre y, más importante aún, como testigo especial del Señor Jesucristo. Quizá nada defina tan bien el discipulado de un hombre o mujer como la bondad que demuestra a los extraños, más cuando se trata de un niño. En los muchos años en que me he relacionado con el élder Hales le he visto alcanzar y elevar a muchos. La historia de su “compañero de corbata” es acerca de la amistad que inició con un niño hace siete años mientras el élder Hales luchaba por su propia vida, y que no se habría conocido si no la estuviera publicando yo aquí.
“En abril de 2010, cuando el élder Robert D. Hales se paró a hablar en la conferencia general, Jason, un niño de cinco años de edad, le vió desde su casa en Baltimore, Maryland y saltó de emoción. La corbata que el élder Hales usaba era idéntica con la que él tenía en el closet. Así que corrió hasta su closet, hizo que su mamá se la pusiera rápidamente y posó para una fotografía con el élder Hales atrás de él, en la televisión.

Image title

“Jason esperó pacientemente seis meses y se puso esa misma corbata, a la expectativa de que el nombre del élder Hales se mencionara en la conferencia general. Para su deleite, el élder Hales apareció allí con la misma corbata negra con puntitos blancos.
“En abril de 2011 el élder Hales no habló en la conferencia así que, para saludarle, Jason le escribió y le compartió sus fotos donde aparecían los dos con corbatas similares. Eso hizo que naciese una amistad en la que el élder Hales decía que eran “compañeros de corbata”.
“Para la conferencia de octubre de 2011, la determinación de usar la corbata para su discurso de conferencia general ya estaba establecida. Escribió a Jason: “Uso esta corbata sólo para ti. Es divertido tener un compañero de corbata”. Eso inició una cadena de cartas con las que se comunicaban consistentemente después de cada conferencia general, cada una con la firma “Tu compañero de corbata, el élder Robert D. Hales”.
Image title
“Al crecer Jason, el élder Hales le habló no solo de corbatas, sino también de prepararse para el bautismo, y más tarde para el sacerdocio, el templo, y el “servicio fiel a tu Señor y Salvador”. En octubre de 2013, el élder Hales usó el eljemplo de Jason en su discurso de la conferencia, al enseñar la importancia de ponerse “la armadura completa de Dios”. Frecuentemente incluía su frase acostumbrada: “Regresa con honor”.
Image title
“También en 2013, Jason pudo finalmente conocer al élder Hales cara a cara. Esto consolidó la amistad, y la decisión del élder Hales de usar su corbata negra con puntitos blancos en cada futuro discurso de la conferencia general.
“Como un gesto de generosidad para su amigo, el élder Hales declaró que su corbata negra con puntitos blancos debía dársele a Jason después de que diera su último discurso de conferencia general, y le dijo a Jason que esperaba que él la usara en el discurso que diera en la reunión sacramental cuando saliera para su misión en 2023.
Image title
“El jueves por la tarde, cuando Kathy y yo y las Autoridades Generales nos formábamos para expresar nuestras condolencias a la hermana Mary Hales, ella también pensaba en otros. Me preguntó: “Elder Andersen, tengo una caja en la casa con una corbata muy especial. ¿Me ayudaría a hacérsela llegar a Jason?””.

2 COMENTARIOS

  1. Es mi testimonio q esta iglesia es verdadera,q el poder del espíritu Santo acompaña a cada mensaje q estos apóstoles y presidentes han recibido poder desde lo alto para mostrar vidas tan dignas e integras q han tenido una comunión entre humanidad y divinidad.Dios le tenga en el paraiso elder Hales y me esforzaré por alcanzar tan alto grado de gloria y permitirle estrechar aunque sea el borde de sus vestiduras.Gloria y loor a su nombre.