Después de declarar que la misión del Bautista era dar testimonio de la Luz, Juan continúa su testimonio de Jesús: ‘aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
“’En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.
“’A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron’ (Juan 1:9-11).
“¿Por qué fue, o por qué es que actualmente algunos no lo reciben? Sin duda habían esperado algo enteramente diferente. Estaban buscando a un líder de reforma social y política y tenían poco interés en las cosas espirituales. ‘El mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.’ Hoy día todavía hay quienes pasan a su lado sin reconocerlo

Presidente Howard W. Hunter

Conference Report, octubre de 1968, pág. 141