Introducción a la estructura general del libro de Deuteronomio

Los esquemas o estructuras de las Escrituras son guías muy útiles para la comprensión de cada uno de los libros que contienen los libros canónicos. Continuamos ahora con la introducción de esquemas o estructuras de los libros de la Biblia que comenzamos desde el esquema del libro de Génesis. Te presentamos ahora la estructura general del libro de Deuteronomio.

Estructura general del libro de Deuteronomio

Todo el libro de Deuteronomio consiste en los discursos de despedida que Moisés dirigió al pueblo de Israel antes de que él fuera trasladado y se iniciase la conquista de la tierra prometida. Dado que la generación que había salido de la tierra de Egipto ya había pasado, estos discursos están dirigidos a la nueva generación. Por lo tanto, Moisés hace para ellos un resumen de la historia de Israel desde su liberación hasta el presente momento, repasa con ellos algunas de las leyes más importantes y establece un convenio especial con Israel, que llega hasta nosotros con el nombre del Convenio Palestino. El conjunto de estos discursos, tres en total, más algunos capítulos finales que brindan una narrativa de la sucesión de Moisés a Josué conforman la estructura natural del libro de Deuteronomio.

Las tres partes principales del libro de Deuteronomio

Todo Deuteronomio está compuesto por estos tres discursos de despedida de Moisés, impartidos a lo largo de un mes en las planicies de Moab. Cada uno de los discursos tiene un enfoque distinto, abarcando tanto la historia de Israel, el código legal de Israel y la historia futura de Israel. Por lo tanto, estamos hablando de un enfoque histórico, un enfoque legal y un enfoque profético, respectivamente.

Primer discurso de Moisés: Lo que Dios ha hecho por Israel (Deuteronomio 1–4)

El primer discurso de Moisés adopta un enfoque histórico: la narración de lo que Dios ha hecho por Israel. La Guía para el Estudio de las Escrituras (GEE) concentra de la siguiente manera la idea principal de esta sección: “El primer discurso se encuentra en los capítulos del 1 al 4, y es una introducción.” Este discurso sirve para consolidar en la conciencia de la nueva generación el concepto de la identidad de Israel y el aprecio por la elección y protección especial de Dios.

Esta parte, el primer discurso de Moisés, es una unidad, por lo que hablaremos de una sola sección:

Segundo discurso de Moisés: Lo que Dios espera de Israel (Deuteronomio 5–26)

En la segunda parte, bastante amplia ya que abarca los capítulos del 5 al 26, se hace una exposición del código legal de Israel, es decir, se concentra en un enfoque legal. Esta parte tiene en común con el Libro de Levítico el ser una exposición de varios aspectos de la ley de Moisés, pero en lugar de dirigirse al sacerdocio, como en el caso de Levítico, está dirigida al pueblo. El propósito de el tercer discurso de Moisés es que la nueva generación identifique los principales preceptos de la ley y los conserve frescos en su mente antes de la conquista de la tierra prometida, para regirse por ellos al entrar en la tierra. La exposición comienza por recapitular los Diez Mandamientos (Deuteronomio 5) y después abunda en varias leyes relacionadas directamente como ellos, como aplicaciones o derivaciones del Decálogo. Esta exposición no se limita a rememorar la ley de Moisés sino que además la actualiza, la adapta y la expande para el uso de la nueva generación, en una magnífica demostración del principio de revelación continua señalado por nuestro noveno Artículo de Fe (Artículos de Fe no. 9).

Componen esta parte:

Tercer discurso de Moisés: Lo que Dios hará por Israel (Deuteronomio 27–34)

Finalmente, la última de las partes es el tercer discurso de Moisés, que extiende la mirada hacia el futuro en un enfoque profético. Este discurso presenta a Israel los convenios de Dios para que ratifiquen si están dispuestos a aceptarlos y enfatiza las bendiciones o consecuencias que dependen de la aceptación y obediencia de Israel a estos convenios. En conjunto se conoce a estos convenios presentados por Moisés como el Convenio Palestino. La tercera parte se divide en las siguientes secciones:

La última parte, los capítulos del 31 al 34, se refiere a la transición del manto profético de Moisés a Josué y la desaparición de Moisés, que aquellos que la registraron en la Biblia refirieron como una muerte y que, por revelación, hemos llegado a saber que se trató de una traslación.

Vistazo general

Con el fin de que puedas ahora repasar toda la estructura del libro de Deuteronomio de un sólo vistazo, te presento aquí un resumen de la estructura general del libro de Deuteronomio. Ya sabes, si paseas la vista por sólo unos segundos sobre este resumen, identificarás las partes que lo componen y te será muy fácil recordarlo. A la vez, ese recuerdo te servirá de orientación mientras lees los diversos capítulos que componen el libro de Deuteronomio.

Conclusión

Los discursos de despedida de Moisés nos permiten vislumbrar el carácter de Moisés y son una demostración de su sobresaliente liderazgo. Estamos asistiendo, como público a una gran Conferencia General o asamblea de todo Israel llevada a cabo a lo largo de un mes, en las llanuras de Moab, como preámbulo de un evento histórico de suma importancia: la conquista de la tierra prometida. La nueva generación, libre ya de las carencias de fe de la generación precedente, recibe con toda devoción los beneficios de tres largos discursos que revelan la inspirada manera de expresarse del profeta y que ponen de relieve la guía de Dios mediante la revelación, presente en todos los eventos históricos, en la obtención de la ley y en el establecimiento del convenio. El comprender la forma en que están estructurados estos discursos te servirá de guía y orientación para identificar las secciones durante tu lectura del libro de Deuteronomio.

Bibliografía

  • Nelson’s Teaching Outlines of the Bible
  • Guía para el Estudio de las Escrituras (GEE)
  • The Bible Knowledge Commentary
  • Bible Outline Browser. (Bellingham, WA: Faithlife, 2014).
  • Harper’s Bible Dictionary