Estructura general del libro de Proverbios, en la Biblia

    0
    603

    Introducción a la estructura general del libro de Proverbios

    Bienvenido a la estructura general del libro de Proverbios. Tal como nos sucedió en el caso de Salmos estaremos exponiendo la estructura de un libro que no es una narración, sino una colección, lo cual nos obliga a estudiar su estructura desde una perspectiva enteramente diferente a la acostumbrada. En este caso lo que tenemos que ver es cuál es la temática general del libro y cómo se organizan las sentencias de todo el libro alrededor de esa temática. El tema que vamos a abordar en el libro de Proverbios, declaradamente, es la Sabiduría. Y de esto hablaremos a lo largo de 31 capítulos. Veamos cómo.

    Estructura general del libro de Proverbios

    La estructura general del libro de Proverbios no es uniforme. Se trata de una colección de “dichos” o proverbios, agrupada según temática y autor. La mayoría se atribuyen a Salomón, pero la colección contiene añadidos de unos pocos autores más. De manera general, esta agrupación produce seis secciones bien definidas.

    Las seis partes principales del libro de Proverbios

    Las seis secciones del libro de Proverbios son las siguientes. Cada una agrupa una colección diferente de sentencias de sabiduría, de acuerdo al tratamiento y al autor.

    El propósito de los Proverbios (Proverbios 1:1–7)

    Esta parte, que no abarca siquiera un capítulo completo, es sólo una introducción: la introducción a todo el libro de Proverbios. Por esta razón, a estos versículos se les conoce popularmente como “el Prefacio”. Como tal, nos presenta al autor, que se identifica a sí mismo como “Salomón, hijo de David, rey de Israel”, nos introduce a la forma literaria escogida (proverbios) y, desde el segundo versículo, nos explica el propósito y objetivo de esta colección. El Prefacio finaliza con una conclusión, en el versículo 7, que es la que caracterizará a todo el libro. Veamos a continuación estos tres aspectos plasmados sobre el mismo pasaje.

    El autor y la forma literaria
    1 Los proverbios de Salomón hijo de David, rey de Israel:

    El propósito del libro
    2 Para conocer sabiduría y disciplina,
    para entender palabras de entendimiento,
    3 para recibir instrucción de prudencia,
    justicia, y juicio y equidad,
    4 para dar sagacidad a los ingenuos,
    y a los jóvenes inteligencia y cordura.
    5 Oirá el sabio y aumentará su saber;
    y el entendido adquirirá consejo
    6 para entender proverbios y declaraciones,
    las palabras de los sabios y sus enigmas.

    El tema del libro
    7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
    los insensatos desprecian la sabiduría y la disciplina.
    (Antiguo Testamento, Proverbios 1:1–7 • AT, p. 1038)

    Proverbios para la juventud (Proverbios 1:8–9-18)

    Esta sección va dirigida especialmente a los jóvenes, a quienes se dirige Salomón como a sus propios hijos, con el propósito de motivar que escuchen el consejo de sus padres y se dejen orientar en la vida. Para ello, Salomón apila consejo tras consejo, buscando demostrar cómo es que la sabiduría es más excelsa que ninguna otra forma de vida. Proporciona advertencias contra las transgresiones a la ley de castidad y contra el crimen, pero sobre todo se enfoca en los resultados de una existencia productiva.

    Proverbios de Salomón (Proverbios 10-24)

    Los capítulos 10 al 15 de esta sección dan continuidad a la estructura de pensamiento de la precedente (Proverbios 1-9) al continuar estableciendo contrastes entre el camino de los justos (o sabios) los inicuos (o insensatos). La mayoría de los pasajes está organizado en forma de paralelismos, en donde se establece una idea “pero” se contrasta con otra seguidamente. Hay frecuentes cambios temáticos, que se dan de manera abrupta para forzar al lector a detenerse a reflexionar sobre las lecciones aprendidas. “Los dichos de los sabios” (Proverbios 22:17 – 24:34), que pueden atribuirse a Salomón o bien ser una colección separada y compilada por él mismo. Una introducción les llama “los dichos de los sabios” (Proverbios 22:17), seguida de otra introducción a una colección adicional (“También estos son dichos de los sabios”, Proverbios 24:23). Estos dichos son en su mayoría advertencias expresadas en forma negativa. Varias incluyen también la razón de la advertencia.

    Proverbios de Salomón compilados por los varones de Ezequías (Proverbios 25-29)

    Tal como establece el encabezado de esta sección (Proverbios 25:1), esta parece ser una compilación aparte, realizada por un conjunto de hombres denominados como “los varones de Ezequías”. Tal vez estos eran escribas y la sección haya sido agregada unos 250 años después de que Salomón escribiera estos proverbios. Al ser una compilación de esta naturaleza, está mejor organizada que otras secciones del libro de Proverbios.

    Las palabras de Agur (Proverbios 30)

    Este capítulo agrupa proverbios atribuidos a un hombre llamado Agur, cuya identidad se desconoce. Es un hombre que, según se deriva de su escrito, es de carácter humilde, pero observador e inquisitivo. También se desconoce la identidad de sus destinatarios, Itiel y Ucal.

    Las palabras del rey Lemuel (Proverbios 31)

    Por último, el libro de Proverbios incluye las palabras del rey Lemuel, del cual se desconoce todo, prácticamente. Recopila en ellas los consejos que le fueron proporcionados por su propia madre, rompiendo con ello el esquema fuertemente patriarcal de las escrituras antiguas. Que la instrucción de la madre era, sin embargo, fuertemente estimada, es hecho evidente por Proverbios 1:8 y Proverbios 6:20, que se refieren directamente a este tema. La madre del rey Lemuel le instruyó para que distinguiese las compañías equivocadas y se guardase de ellas. Al mismo tiempo le recuerda sus responsabilidades como campeón de la causa de la justicia. Proverbios 31 es un monumento a la santidad de la mujer. La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la alabanza que comienza en el versículo 10, que inicia con las palabras “Mujer virtuosa, ¿quién le hallará?”. Con inspiración en esta alabanza, las mujeres jóvenes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se esfuerzan denodadamente a través de un programa de metas integrales por obtener un medallón denominado, precisamente, “el medallón de la Mujer Virtuosa”, el cual lucen con honor toda su vida.

    Vistazo general

    Como de costumbre, te vuelvo a poner las partes en que se divide el libro de Proverbios, para que las aprecies y las consideres de un solo vistazo.

    Conclusión

    El tema general del libro de Proverbios es establecido en Proverbios 1:7.

    7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
    los insensatos desprecian la sabiduría y la disciplina.
    (Antiguo Testamento, Proverbios 1:1–7 • AT, p. 1038)

    A partir de allí es la sabiduría, precisamente, el tema que domina todo el libro, el cual es enfocado desde diversas perspectivas. Si bien la mayoría de los Proverbios son de Salomón, él también obra como compilador de otros autores y sus proverbios son, a la vez, compilados siglos después. La colección se ve finalmente enriquecida por las palabras de Agur y el rey Lemuel, que han sido agregadas a esta colección.

    En conjunto, Proverbios es un tratado sobre la sabiduría. Expone el camino de los justos y lo contrasta con el de los insensatos y reconoce a Dios como el proveedor de todas las bendiciones que podemos recibir al seguir el evangelio de Jesucristo.

    Bibliografía

    • Nelson’s Teaching Outlines of the Bible
    • Guía para el Estudio de las Escrituras (GEE)
    • The Bible Knowledge Commentary
    • Bible Outline Browser. (Bellingham, WA: Faithlife, 2014).
    • Harper’s Bible Dictionary