Los 5 discursos principales del evangelio de Mateo

Repetidamente, en pasados artículos sobre la estructura del evangelio de Mateo, he comentado acerca de cinco discursos sobresalientes en este evangelio. En realidad, son tan importantes que pareciera que Mateo estructuró todo su evangelio alrededor de estos cinco discursos. Es la razón por la cual los 5 discursos del evangelio de Mateo merecen, en esta ocasión, un artículo por separado para su estudio.

¿Como se distinguen los 5 discursos del evangelio de Mateo?

Fácil, cada uno de estos discursos es extenso, abarcando de uno a dos capítulos, cuentan con una introducción, un desarrollo y una conclusión y todos terminan con las mismas palabras: “cuando Jesús terminó”.

¿Cómo se relacionan los 5 discursos con la estructura del evangelio?

Mateo coloca los cinco discursos en posiciones estratégicas dentro de su evangelio. Relata un poco de la historia y de las enseñanzas de Jesús y luego pone uno de estos discursos. Después hace otro pequeño relato, o un discurso menor y pone otro discurso principal. Así que la relación final queda de esta forma:

los 5 discursos del evangelio de Mateo
Relación entre los discursos del evangelio de Mateo

Los eruditos bíblicos no han llegado a un acuerdo sobre qué papel juegan los eventos y discursos menores en el evangelio de Mateo, de modo que hay diferentes explicaciones, ninguna concluyente. Sin embargo, lo que sí queda claro es que juegan algún papel conductor entre los 5 discursos del evangelio de Mateo, de manera que, por medio de estos eventos y enseñanzas menores, un discurso se enlaza con el siguiente, formando una especie de encadenamiento.

¿Cuáles son los 5 discursos del evangelio de Mateo?

Ya que hemos visto cómo es que se distinguen los 5 discursos del evangelio de Mateo y cómo es que Mateo los coloca estratégicamente dentro de su evangelio, veamos ahora cuáles son estos famosos discursos. Son los siguientes:

También lee
Testigos especiales de Cristo
Los cinco discursos principales del evangelio de Mateo
Los cinco discursos principales del evangelio de Mateo

Veamos cada uno de ellos por separado. Muy brevemente, porque la intención aquí es que primero los reconozcas y ya en otra ocasión los iremos tratando en detalle.

Una visión rápida de los 5 discursos del evangelio de Mateo

  1. El Sermón del Monte (Mateo 5-7). Muchos eruditos dicen que este es el sermón más importante pronunciado por Jesucristo. Es muy significativo que sea el primer gran discurso señalado por Mateo. La relevancia de este discurso queda de manifiesto no sólo en que Lucas enfatiza algunas de sus enseñanzas (en el pasaje conocido como “el sermón de la llanura” -> Lucas 6:17–49 ), sino que Jesús mismo lo consideró tan importante como para repetirlo, con algunas significativas variaciones en su visita al continente americano después de su resurrección (“el sermón del templo” -> 3 Nefi 12-14).Ya hemos hablado un poco de este discurso, cuando hicimos un análisis de los capítulos del 5 al 7 de el evangelio de Mateo.
  2. El discurso misional (Mateo 10). Mateo da un reporte muy detallado de las instrucciones que el Salvador dio a los doce apóstoles poco después de su llamamiento y antes de enviarlos en una misión inicial como compañerismos, tal como hoy se envía a los misioneros de tiempo completo. Estas instrucciones nos dan una visión muy clara del propósito y procedimientos generales de la obra misional, por lo que son valiosas tanto para el liderazgo como para todos los involucrados en la obra de la predicación del evangelio.
  3. El discurso parabólico (Mateo 13). Te gustan las parábolas, ¿verdad? Bueno, pues este discurso es prácticamente una colección de parábolas. Cuando no sepas en dónde encontrar una parábola, búscala aquí o en Marcos 4, porque en estos dos capítulos es donde se encuentran la mayoría de las parábolas. Además, es aquí donde se explica el propósito y significado de las parábolas. ¡Te paso el tip al costo! El resto de las parábolas se encuentran un poco más dispersas, luego te digo cómo encontrarlas.
  4. Los términos del discipulado (Mateo 18). Este discurso fue dado un poco después de la confesión de Pedro (Mateo 16) y de lo sucedido en el Monte de la Transfiguración (Mateo 17). Fue tras la confesión de Pedro que Jesús determinó volver por última vez a Jerusalén, con el conocimiento claro de que allí sería sacrificado. Por lo tanto, comenzó a hacer algunos movimientos cruciales para la capacitación final de sus discípulos. En otras palabras, para la capacitación del liderazgo y la organización de la Iglesia. Pues bien, estos son los temas principales de este discurso, el cual comienza a razón de una pregunta sobre la autoridad, la cual Jesús responde poniendo como ejemplo inicial nada menos que a un niño. Interesante, ¿verdad?
  5. El discurso del olivar (Mateo 24-25). Este discurso se conoce en inglés como el “Olivet Discourse” y en español ha sido traducido con diferentes nombres. Es posible que no lo conozcas por ninguno de ellos, pero lo reconocerás por sus características. Apenas un día después de la entrada triunfal los discípulos hacen a Jesús un comentario sobre el templo. Jesús responde con amabilidad, pero con tristeza, refiriéndoles una extensa profecía sobre su propia muerte y resurrección, la destrucción de Jerusalén y del templo y las circunstancias que precederían a su Segunda Venida en los últimos días. La revisión de José Smith sobre Mateo 24 se encuentra recogida en la Perla de Gran Precio bajo el nombre de “José Smith-Mateo”.
También lee
Introducción a los videos de la Biblia SUD en español

Mucha tela de dónde cortar

Como verás, tenemos mucho material de estudio con sólo los 5 discursos del evangelio de Mateo, por lo que no pretenderemos abarcarlos de una sola vez, sino poco a poco. Hoy sólo quería hacerte notar la presencia de estos discursos, identificarlos y picarte la curiosidad. Sin duda, hoy te dejo con una visión más precisa sobre cómo encontrar algunas cosas que utilizarás con frecuencia en tu estudio personal, así como en clases, entrevistas y discursos. E incluso puedo pensar que hayas tenido algunas impresiones inspiradas, que deberías tener cuidado de registrar sobre papel en este mismo momento. Haciendo este ejercicio, aunque después no encuentres esa hoja de papel recordarás las impresiones para siempre. Recuerda que mientras más relaciones hagas durante tu estudio de las Escrituras más fácil te será después recordarlas, algo esencial para llevarlas después a la práctica constante, que es en donde adquieren su verdadera dimensión y valor.

Como podrás ver, Mateo no fue nada casual en la escritura de su evangelio, sino muy estructurado, como también lo fueron los otros evangelistas. Esto nos habla mucho sobre la importancia que dieron a su propósito original, la relevancia del mensaje que querían compartir con nosotros y la inspiración común bajo la cual obraron.

Espero que ahora te sientas aún más interesado en la lectura de los evangelios, y valores con más intensidad las Escrituras. Te comparto mi testimonio sobre el valor de las Escrituras para conocer mejor a Jesucristo y lograr la vida eterna. Nos vemos pronto.