antimormones, mormones,mormonismo,sud

Mi experiencia con Rabid Koala ?

Contaré aquí una experiencia que tuve alrededor de 1998, cuando el boom de Internet apenas comenzaba y decidí escribir e iniciar proyectos para los Santos de los Últimos Días. Se trata de una experiencia que me ayudó a comprender la importancia de adherirnos a la barra de hierro cuando enfrentamos los embates de los enemigos de la Iglesia.

La actitud clásica del antimormón radical

Los argumentos de los enemigos de la Iglesia (los “antis”, los antimormones) sólo encuentran eco en el alma impreparada, a quien toman por sorpresa seduciéndola con falacias lógicas que aparentan estar bien presentadas y argumentos engañosos.

Para tener una idea del límite al que los críticos de la Iglesia pueden llegar, estoy leyendo una breve reseña del erudito SUD Daniel C. Peterson, en la que se cita un ejemplo. En un libro antimormón se habla de un libro escrito por Orrin Porter Rockwell llamado “Man of God, Son of Thunder”. Efectivamente, a Orrin Porter Rockwell se le conocía familiarmente por este título. El problema es que Rockwell no sabía leer ni escribir, y por tanto no escribió ningún libro. Aunque Daniel C. Peterson ya le había hecho al autor de la crítica esa observación, sobre la inexistencia de un libro de Porter Rockwell, desde 1993, el anti hizo otra publicación con la misma afirmación en 2014, cambiando sólo el título de su critica, pero conservando la misma redacción y contenido.

El antimormón tiene la capacidad de mentir y distorsionar hechos como este hasta el cansancio y de ignorar imperturbablemente las observaciones que se le den como respuesta. Es por ello que, en mi consideración, la mejor manera de tratar con un antimormón es no tratar con él en absoluto, ya que ellos presentan argumentos pero no los reciben (con el fin de desesperar y menoscabar nuestra fe). El Salvador nos ha llamado para recoger a los escogidos y no para convertir a todas nuestras piedras en pan.

Un lugar celestial para los SUD y sus amigos

Alrededor de 1998, cuando comencé a realizar proyectos en Internet para los Santos de los Últimos Días, Excite, una de las compañías líderes, sacó unos foros gratuitos y abiertos al público. No tardé en abrir un foro, el primer foro en Excite destinado a los SUD, llamado “A Heavenly Place for LDS and Friends” (Un lugar celestial para los SUD y sus amigos). Aunque el mío era un foro de conversación amigable hacia los SUD, existían en realidad ya muchos foros allí antagonistas a los SUD. Se destacaba un foro, propiedad de un hombre con el seudónimo Rabid Koala, que era particularmente agresivo.

La invasión del koala

Los foros de Excite no contaban con ningún tipo de seguridad y, en cuanto abrí mi foro, como si se tratara de un imán, aparecieron en él publicaciones de Rabid Koala en contra de la Iglesia. Borré entonces esas publicaciones, colocando en su lugar un mensaje para Rabid Koala, en el que le explicaba que respetaba su derecho de publicación, pero no en mi foro. Mientras que él tenía, si lo deseaba, todo Internet para publicar en contra de la Iglesia, el foro que había creado tenía un propósito distinto y sería en defensa de la fe y para el beneficio de los Santos de los Últimos Días. Invité a Rabid Koala a reclamar su espacio (todo Internet) y yo reclamaría el mío. Mientras tanto, en lugar de establecer una lucha frontal, me dediqué a hacer buenas aportaciones y artículos y, poco a poco, un número nutrido de miembros de la Iglesia, sintiéndose seguros, comenzaron a compartir sus experiencias y testimonios.

El fruto de la perseverancia y de la fe

Con el paso de los días, mi persistencia fue cansando a Rabid, quien me escribió diciendo que había comprendido y que no volvería a publicar en mi foro. Aún más, mientras que él atacaba a todos, me invitó a mí a publicar cuando quisiera en el suyo, con la promesa de que respetaría mis publicaciones. Poco después, cuando la calidad espiritual del foro había crecido, comenzó a recomendarlo. Esencialmente, él decía a sus seguidores: “Definitivamente estoy en contra de la Iglesia pero, hey, vean la calidad espiritual de ese foro. Las experiencias y relatos de los miembros me han inspirado, están tocando mi alma, miren esta y esta otra participación”.

Mientras duraron los foros de Excite, Rabid Koala y yo desarrollamos una relación amistosa, tanto como puede ser amistosa una relación entre personas con puntos de vista radicalmente distintos. Rabid me comentó en confidencia que su antagonismo hacia los SUD provenía de una mala experiencia laboral con un miembro de la Iglesia, pero que mi actitud y la participación de los miembros del foro le habían hecho cuestionar su propia opinión sobre el evangelio restaurado de Jesucristo.

Perseverar con las herramientas del Espíritu

Mi testimonio, desarrollado sobre esta experiencia inicial e incontables experiencias posteriores, es que, si bien no podremos avanzar sin enfrentar la oposición de los enemigos de la Iglesia, no podremos enfrentar esta oposición con sus propias herramientas, sino con las herramientas del Espíritu. Mientras continuemos bebiendo de las Escrituras y de las fuentes correctas, asistiendo a Instituto, participando de la Santa Cena, perseverando en la obediencia a los convenios y buscando la revelación, el Señor nos bendecirá con poder espiritual para dar la clase de ejemplo que conmoverá los corazones, romperá las peñas y cambiará el curso de los ríos. Mientras que los antagonistas pueden procurar engañarnos y usar sus herramientas de odio, nosotros podemos usar las herramientas del conocimiento, la perseverancia, el testimonio, la revelación, el amor y la paz. Nosotros podemos usar las herramientas del Espíritu. Dios nos bendiga para perseverar en la obediencia al evangelio restaurado y promover la unión, el conocimiento y la fe.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here