En la Traducción de José Smith de la Biblia se puede observar que fue Farón quien endureció su corazón y no el Señor.

21 Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano, y yo te prosperaré; pero Faraón endurecerá su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.
(TJS | Éxodo 4:21 • Bíblia, p. 34)